El descenso amenaza otra vez a Ñublense

A siete fechas del final del Torneo de la Primera B, Ñublense parece despedirse de la opción de clasificar a la liguilla por un cupo a Primera, y todo indica que por rendimiento y opción  matemática, su objetivo ahora será mantener la categoría y escapar del fantasma del descenso que otra vez lo amenaza.

Tras la derrota en Valparaíso ante Wanderers, los diablos rojo, con 27 unidades, quedaron a cinco puntos del colista San Marcos de Arica (22) y solo tres equipos lo suceden antes del cuadro ariqueño:  Barnechea (25), Puerto Montt (25) y La Serena (23).

En cambio, quedó a seis unidades del sexto, Rangers (33) que es el último elenco que se está metiendo a liguilla. El problema es que delante de Ñublense hay cinco clubes que también lucharán por ese cupo: San Felipe (32), Wanderers (32), Magallanes (31), Melipilla (30) y Copiapó (29).

De este grupo, solo en la recta final le queda por enfrentar a Melipilla (V) y Copiapó (L), porque a Wanderers, San Felipe y Wanderers, nos los pudo vencer.

Durante las dos semanas de receso que se vienen por “Fiestas Patrias”, el DT Germán Cavalieri intentará trabajar intensamente el equipo en el plano físico y táctico.

Los jugadores no se resignan a pelear solo el descenso, tal como el año pasado con Emiliano Astorga.

“A levantar la cabeza. Estas dos semanas que nos vienen de para nos sevirán para seguir mejorando”, apunta Octavio Pozo.

“Hay que pelear hasta el final y tratar de ganar los partidos que vienen ahora ante rivales directos”, subrayó el portero Sebastián Contreras. 

“Este es el camino a seguir, ya se nos darán los resultados. Nosotros tenemos la fe intacta. Si vieran  nuestros trabajos. se darían cuenta. Vamos a pelear hasta el final. Estoy trabajando para ser titular, me dio la confianza y espero responder de la mejor manera. Vamos a pelear a muerte, vienen tres rivales y trataremos de sacar los 9 puntos”, recalca Xavier Santos.

“Quedan batallas y seguiremos peleando”, sentencia Michael Silva.

Ñublense recibirá el 23 de septiembre, en duelo de vida o muerte, a Barnechea.