Escuela Paul Harris sigue en toma tras presuntos maltratos a alumnos

Durante este lunes, y por segundo día hábil consecutivo, la escuela Paul Harris de Reloca permaneció en toma, extendiendo la medida iniciada el pasado viernes por los apoderados que denuncian maltrato físico y psicológico hacia los alumnos por parte de los profesores del establecimiento.

La vocera de los apoderados, Katherine Villegas, puntualizó que se encuentran en diálogo con el municipio para buscar una salida al conflicto que afecta a alumnos de diversos cursos de la escuela.

“Se sumó la destitución de la directora por acoso y agobio laboral. Esto se lo interpusieron los profesores porque ella exigía planificaciones de estudio más trabajo, y también se vio comprometida con los niños, respecto a los problemas físicos y apodos que les hacían a ellos”, afirmó la apoderada.

Por su parte, el seremi de Educación en la Región de Ñuble, Felipe Rössler, anunció que ya ha solicitado al sostenedor de la escuela Paul Harris una reunión con los apoderados para conocer sus denuncias y la situación en que se encuentran los menores.

“Me reuní con el sostenedor y me contó en qué está el trabajo del municipio en relación a este tema. Llegando a Chillán me juntaré con los apoderados para ver las versiones que tienen. Le pedí al sostenedor agendar una reunión con ellos”, manifestó el seremi.

Desde el municipio, el alcalde Sergio Zarzar, criticó la postura de algunos de los integrantes de la escuela, que a su parecer, han truncado las posibilidades de diálogo, pero reafirmó su pensamiento frente a los episodios de maltrato o abusos en el sistema educativo municipal.

“Creo que no ha habido voluntad para solucionar esto. Ahora, ante cualquier denuncia se investigará con el respectivo sumario. No es para perseguir a nadie, es para detectar la verdad y aclarar los hechos”, argumentó el alcalde.

Cabe recordar que este es el segundo caso afecta al sistema de educación municipal, luego que la semana pasada, apoderados de la escuela Reyes de España, denunciaran un presunto caso de abuso sexual contra una alumna de octavo básico.

En dicho caso, el autor confeso, un inspector del establecimiento quedó detenido, imputado por el delito de abuso sexual, mientras se desarrolla la investigación.