Solicitan declarar Zona Típica casco histórico de Chillán

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: La Discusión

En la esquina perpendicular a la Plaza de Armas, al lado de la Municipalidad de Chillán, se construye un edificio de 22 pisos. El Plan Regulador de Chillán, que entró en vigencia desde 2016, permite la construcción en altura libre dentro del perímetro de las cuatro plazas. 


Por esa razón 19 entidades y académicos ligados a la arquitectura a nivel local y nacional, solicitaron a través de una carta al subsecretario de Patrimonio Cultural y presidente del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), Emilio de la Cerda, otorgar al casco histórico de Chillán la categoría de Zona Típica. 


“Las calles perimetrales a las cuatro plazas del anillo anterior se ampliaron y se convirtieron en avenidas. Este cuadrante contiene la mayor cantidad de inmuebles de conservación histórica de la ciudad. El trazado urbano, junto a la morfología de escala moderada de entre dos y cuatro pisos, poseen una armonía histórica que durante los 80 años posteriores al terremoto de 1939 se ha mantenido virtualmente intacta, haciendo del trazado funcional y su configuración urbana un atributo único a nivel nacional”, explica la solicitud.

 
La propuesta plantea un área de 53 manzanas que incluyen edificios con valores patrimoniales:  monumentos nacionales (Catedral de Chillán, Edificio Copelec, Murales de Siqueiros y Guerrero y la Iglesia Virgen del Carmen); inmuebles de conservación histórica (Sociedad de Artesanos La Unión, Iglesia y convento San Francisco, Cine O’Higgins, Edificios Municipales, Cuerpo de Bomberos, Diario La Discusión, Mercado Municipal, etc.); edificios con interés patrimonial (Iglesia Santo Domingo y el Liceo de Hombres y de Niñas); conjuntos habitacionales; monumentos públicos Bernardo O’Higgins, Gabriela Mistral, Arturo Prat y Ramón Vinay y las cuatro plazas. 


Entre los solicitantes se encuentran la Corporación Ñuble Transversal, el Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura de la UBB, el Instituto O’Higginiano, la Fundación Proyecta Memoria, el expresidente del Colegio de Arquitectos, Sebastián Gray; y la historiadora de la Universidad Católica, Alicia Romero. 


“El Plan Regulador de Chillán deja su casco histórico en una situación de total vulnerabilidad, amenazando su memoria histórica”, sostuvo Claudio Martínez, presidente de la Corporación Ñuble Transversal. 


“Si el CMN aprueba la solicitud de declaratoria, el casco histórico pasaría a formar parte de las 147 zonas típicas del país. Esto implica que este organismo gubernamental velaría porque cada intervención en este territorio tenga coherencia con el conjunto y los valores ambientales que lo definen”, explicó Hilda Basoalto, arquitecta y presidenta de Fundación Proyecta Memoria. 


“También hay accesos a una serie de recursos desde el Estado, que pueden contribuir a proyectos de puesta en valor generando polos de desarrollo,  por ejemplo fondos concursables de patrimonio del Ministerio de las Culturas las Artes y el Patrimonio”, añadió. 


El arquitecto de la Universidad Católica, Sebastián Gray, puntualizó que “la Zona Típica es una protección de un territorio, pero que sigue sujeta a las normas que están contenidas en el Plan Regulador. Es importante aclarar que nombrar a una zona como típica no significa ni detener su desarrollo, ni impedir que la gente pueda comprar y vender, porque lo más probable es que los primeros argumentos que van a dar quienes no quieren que se proteja nada es que es una medida que va a ser un perjuicio para los propietarios, porque no van a poder comprar ni vender, y eso no es así, sigue vigente la norma, pero al menos serviría para que se discutiera un poco más, y que cualquier intervención inapropiada no sea permitida”. 


Los solicitantes esperan que se acceda a la petición antes de fin de año. La Fundación Proyecta Memoria realizará talleres vecinales para explicar a la comunidad lo que significa una zona típica.