Trabajos en la Inspección del Trabajo deja 5 funcionarios intoxicados

Los trabajos para la instalación de la Dirección Regional de la Inspección del Trabajo que se realizan en el segundo piso del edificio que la repartición estatal tiene en Chillán, en calle Libertad, ha generado no sólo quejas por parte de los funcionarios, sino que ya se registran cinco trabajadores con problemas de intoxicaciones, uno de ellos incluso debió ser atendido en el hospital.

Lo anterior es porque el fuerte olor que generan las pinturas y los pegamentos industriales con que se están fijando los cubrepisos han generado un evidente enrarecimiento en el aire, lo que se siente más fuerte en las oficinas interiores del local.

José García, director provincial de la entidad dijo a LA DISCUSIÓN que "producto de esta remodelación y los trabajos que se están haciendo, me da la impresión que es el tema de la pintura lo que los ha afectado, pero está en proceso de investigación, ya se constituyó aquí nuestro organismo administrador, la Asociación Chilena y los funcionarios afectados han presentado síntomas como náuseas y vómitos".

Otros reclamos que han hecho los trabajadores es que el alcantarillado de los baños nuevos pasan por la cocina del primer piso y que, por causa de la construcción, el patio es un basural.

García especificó que "se espera que las obras, y por lo tanto estas molestias, ya estén terminadas para el próximo viernes".

Finalmente, se explicó que se le dio la posibilidad a los trabajadores de la repartición que no necesariamente realizan funciones en la oficina, como a los fiscalizadores y personal de terreno, que no vayan al edificio hasta que se solucionen los problemas.