Movimientos regionalistas aplauden a Ñuble y buscan la independencia

La puesta en marcha de la Región de Ñuble fue aplaudida por dos provincias del país que aspirar seguir los pasos de la experiencia local.

Desde 2014 ha comenzado a tomar fuerza la iniciativa de crear la Región de Limarí-Choapa, asumiendo el desafío de lograr un desarrollo sustentable y la independencia de La Serena y Coquimbo.

Su líder Lincoyán Rojas valoró el despegue del nuevo territorio que mantiene viva la esperanza del afán independentista de su zona.

"Estamos felices que un grupo cercano a nosotros hayan logrado después de tantos años el trabajo que significa esto, algo concreto de ser región, nos llena de orgullo y felicitamos a quienes participaron del proceso como Hérex Fuentes y su directorio", dijo el dirigente.

Si bien el movimiento regionalista sigue activo, las gestiones que han realizado a nivel central no han dado los resultados esperados, pues a su juicio no existe la voluntad política.

"El proceso de regionalización en Chile está prácticamente estancado y se nota que hay poca voluntad política por parte de todos los sectores por avanzar en un proceso que es natural que es de ir construyendo verdades territoriales. (...) Eso no significa que vamos a bajar los brazos", criticó.

Seguir el ejemplo de Ñuble es lo que busca el movimiento Aconcagua Región, cuyos dirigentes llegaron incluso hasta Chillán para presenciar el nacimiento del nuevo territorio y manifestar su satisfacción a los ñublensinos.

El debut de la nueva unidad administrativa-territorial se ve como una oportunidad para reinstalar en la agenda su propuesta regionalista.

"Tenemos muchas expectativas, porque si se hacen bien los trabajo se pueden proyectar hacia el futuro. Pasa que muchas regiones están estancadas, porque no han podido tener la autonomía de hacer un trabajo eficiente y con la nueva región te permite proyectar un trabajo a 10 años. Es lo que nos pasa en Aconcagua que somo el patio trasero de la región deValparaíso", manifestó Moisés

Respecto a los avances del movimiento "el estudio de factibilidad fue entregado al término del gobierno de Bachelet dando argumentos técnicos que ratifican que es viable la región de Aconcagua, sin embargo viene el estudio técnico que tiene que realizan el gobierno de Sebastián Piñera, pero hasta el momento no existe voluntad de hacer rápidamente el estudio económico".

Fin de proyecto

En tanto, desde hace 6 años Maule sur fue uno de los territorios que también luchó por su independencia, sin embargo, informaron que hace dos años el proyecto se diluyó. "Deseamos que la región de Ñuble le vaya súper bien, ahí resultó porque todos se unieron,  sin embargo, acá nunca nos pusimos de acuerdo", dijo el ex miembro del movimiento, Paolo Salazar.