Jóvenes llaman a que la Iglesia se renueve

Con la participación de unos 200 jóvenes de distintas parroquias, movimientos y colegios pertenecientes a la Diócesis de San Bartolomé de Chillán, se realizó el sábado recién pasado la II Asamblea Juvenil Diocesana, cuyo objetivo fue reflexionar sobre el trabajo realizado en la versión del 2017, como también identificar los desafíos actuales y enfrentar la realidad que está viviendo la Iglesia de hoy con miras a generar líneas de acción.

La primera parte de la asamblea que se llevó a cabo en dependencias del Colegio San Vicente, estuvo enfocada en la actualidad nacional que está viviendo la Iglesia Católica, instancia que permitió conocer la crisis desde la perspectiva de la prensa, y de igual forma se trabajó el resumen de la Carta del Papa “al pueblo de Dios que peregrina en Chile” con la finalidad de profundizar en la reflexión y conocer la opinión de los jóvenes, quienes expresaron sentirse con rabia, pena, decepción y mucho dolor por todos los hechos sucedidos, pero sin embargo también manifestaron que tienen esperanza en que la Iglesia saldrá renovada de esta crisis.

Andrea Carrasco, integrante de la Pastoral Juvenil, valoró la realización de estas actividades en donde pueden participar jóvenes de distintas realidades pastorales.

“Rescato que en estas instancias consideren nuestra opinión, ya que es necesario que nos escuchen y nos tomen en cuenta, pero es muy importante que todo lo que pedimos y expresamos, se ponga en acción y no sólo quede en el papel”, indicó, agregando que “yo participo mucho en distintas actividades pastorales y me doy cuenta y considero que la Iglesia necesita un cambio, necesita renovarse y es ahí donde los jóvenes podemos aportar mucho, somos creativos e innovadores, nos arriesgamos e insistimos hasta lograr nuestro objetivo, pero siento que la Iglesia a veces es muy complicada y casi siempre tiende a decir esto es blanco o es negro, en cambio la juventud es más simple y ve las cosas con otros matices, es importante que nos complementemos ya que la Iglesia somos todos”, sostuvo la joven.