Personas en situación de calle reciben vacuna contra la Influenza

Veintinueve personas en situación de calle y los funcionarios de la hospedería que los alberga en Chillán fueron inoculadas por funcionarias del Cesfam Violeta Parra, esto en el marco de la  campaña de vacunación a nivel nacional contra la Influenza. 

Sobre esta iniciativa, el seremi de Desarrollo Social, Juan Eduardo Quilodrán, comentó que se está trabajando coordinadamente con los distintos servicios de salud de la región, de manera de las personas de calle también puedan vacunarse, ya que ellos enfrentan condiciones climáticas complicadas, propias de su condición. "Esta tarea la vamos a desarrollar en las cuatro provincias y Chillán fue la primera de ellas, lo que nos alegra, ya que estas personas pertenecen al grupo de pacientes críticos, donde principalmente apunta esta campaña”, comentó Quilodrán.

La autoridad reconoció y agradeció la tarea de las funcionarias del Cesfam Violeta Parra, y de todos aquellos que ayudan con este grupo sensible de la población, los que muchas veces son postergados. “Les agradezco la excelente disposición de cumplir esta labor tan importante para nosotros y quiero hacer un llamado a la comunidad, a nuestros adultos mayores, mujeres embarazadas y a los niños y niñas, en las edades que el Ministerio de Salud ha determinado, a que concurran a vacunarse. Nuestro Gobierno está preocupado por llevar adelante este tipo de campañas que sólo busca que nuestra gente pueda enfrentar el invierno de mejor manera”, comentó el seremi.

Quilodrán indicó que próximamente se desarrollarán vacunaciones en otros dispositivos de personas en situación de calle y también en otros puntos, los cuales están siendo evaluados en conjunto con el Servicio de Salud Ñuble.

Cabe señalar que esta campaña de vacunación se inició el 14 de marzo y se prolongará aproximadamente por dos meses. Es de carácter gratuito y tiene por objetivo vacunar a grupos que pueden presentar complicaciones en el caso de adquirir la enfermedad, ya que el virus influenza (con sus diversas cepas) es responsable de severas infecciones, especialmente respiratorias, que pueden causar complicaciones de gravedad e incluso la muerte.