380 mil árboles se plantarán este año en el Cayumanqui

Las comunas de Ránquil, Quillón y Florida comparten el cerro Cayumanqui. “Vamos a celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente en el cerro Cayumanqui” Richard Vargas Los vecinos del cerro Cayumanqui participarán simbólicamente en la labor de reforestación del ecosistema.

Un total de 380 mil árboles nativos serán plantados este año en el cerro Cayumanqui gracias al programa de reforestación ecológica del ecosistema dañado por el incendio de inicios del año 2012, según informó el secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente, Richard Vargas.

Una extensión aproximada de 120 hectáreas cubrirán los ejemplares correspondientes  a las especies nativas peumo, boldo, quillay, avellano, entre otras, que terminarán de ser plantados en los próximos meses.

“Con la plantación que tenemos que realizar estaremos finalizando el trabajo de este año, que contempla el programa de recuperación del Cayumanqui”, explicó Vargas.

El funcionario público comentó que, de manera inédita, se hará parte de la actividad a los habitantes que viven o tienen como vecino al emblemático cerro ñublensino.

Mediante un novedoso plan comunitario, se buscará la participación directa de ranquilinos y quilloninos en las jornadas que se coordinarán entre la Seremi de Medio Ambiente y municipios.

“Tenemos 380 mil árboles que pretendemos plantar junto a la comunidad mediante el programa de reforestación comunitaria que estamos estrenando.

Vamos a invitar a los vecinos a hacerse parte de este proceso y simbólicamente van a participar de este trabajo”, indicó.


A mediados del año 2012 empezó a definirse la restauración del ecosistema; no obstante, recién a comienzos del 2014 se inició formalmente la labor de intervención del área afectada con la implementación de un piloto que consistió en la plantación de árboles en una zona que abarcó 10 hectáreas.

El terreno que próximamente será intervenido se sumará a las 150 hectáreas reforestadas el año pasado, con lo que el 2018 se tendrá un 1,5% del Cayumanqui nuevamente con vegetación nativa.


Agua y suelo
Junto a la restauración, el Gobierno también está ejecutando programas educativos y de conservación de agua y suelos dirigidos a las personas que viven en el cerro, con el objetivo de que conozcan las técnicas para el aprovechamiento al máximo de las bondades ambientales del ecosistema. 

“Vamos a reforzar la labor educacional en los colegios  de la zona sobre el cuidado de esta área natural, además de seguir avanzando en la capacitación de los vecinos en la cosecha de agua para riego. Los vecinos tendrán la responsabilidad de replicar las técnicas en sus comunidades; así lo han manifestado y eso nos pone muy contentos, pues estamos fomentando la educación ambiental a diversas escalas y con resultados inmediatos”, recalcó la autoridad regional.


Con el manejo del agua, destacó el seremi, se pretende minimizar la erosión hídrica, mejorar la capacidad de infiltración y retención de los suelos, disminuir las pérdidas por evaporación y mejorar la distribución de los suelos.

Respecto a la conservación de tierras, añadió Richard Vargas, se trabajará principalmente con un manejo cuidadoso del agua, preparación especial del suelo en forma perpendicular a la pendiente, entre otros  mecanismos.


“Todas estas técnicas se utilizaban históricamente en nuestros campos, pero de un tiempo a esta parte se han perdido con la incorporación de tecnologías que no necesariamente se adaptan a nuestra realidad”, sostuvo el funcionario público y anunció que en el Día Mundial del Medio Ambiente, el próximo 5 de junio, se promoverán en Ránquil todos estos programas medioambientales.