Cinco días críticos por humo de leña suma la intercomuna

En la gestión de episodios críticos se restringe el uso de leña entre abril y septiembre. Solo notificaciones educativas entregaron los fiscalizadores en la Preemergencia del pasado jueves. El PDA considera restricciones al uso de leña, además de politicas preventivas.

Poco más de un mes y medio después de haberse iniciado oficialmente el periodo de restricción al consumo de leña para la calefacción domiciliaria, la contaminación en Chillán y Chillán Viejo a causa del material particulado fino (MP2,5) finalmente está alcanzando niveles extremos.

Solo la intermitente llovizna registrada el último domingo evitó que la intercomuna sufra su cuarto día consecutivo de alta concentración de la tóxica polución, producida por la mala combustión de biomasa, según consta el registro histórico del monitor de la estación Purén.

El pasado jueves el índice de saturación por el uso del popular combustible alcanzó un promedio diario de 129 microgramos por metro cúbico (ug/m3) de MP2,5 correspondiente a un estado de Preemergencia Ambiental.

Al día siguiente las condiciones de calidad del aire no solo no mejoraron, sino que presentó un ascenso al anotar 164 ug/m3 de MP2,5 superior en 54 puntos al límite mínimo de Preemergencia y a solo cinco del peor escenario respirable, que si bien no se dio ese viernes, igual llegó 24 horas después.

Un promedio diario de 184  ug/m3 de MP2,5 se vivió el último sábado, lo que en rigor resultó ser la primera Emergencia Ambiental del año, tras superar en 14 puntos el umbral de episodio crítico establecido en 170 ug/m3 de MP2,5.

En lo que va del periodo de gestión de episodios críticos, que restringe el consumo de leña entre el 1 de abril y el 30 de septiembre de todos los años mientras esté vigente el Plan de Descontaminación Atmosférico (PDA), la Zona Saturada de Ñuble suma cinco episodios de elevada polución resumida en dos Alertas, dos Preemergencias y una Emergencia Ambiental constatadas, esto quiere decir lo que marcó el monitor en 24 horas promedio, luego de decretarse la respectiva alerta del sistema predictivo 12 horas antes.

Ocho días fueron de aire Regular y 39 jornadas de aire Bueno se ha respirado, de acuerdo al instrumento de medición de MP2,5 chillanejo.

Fiscalización
10 declaratorias oficiales de mala calidad del aire (sistema predictivo que anticipa el aire del día siguiente) ha instaurado hasta el momento la Intendencia del Bío Bío: cinco Alertas, tres Preemergencias y dos Emergencias.

Los anuncios proyectivos de la autoridad regional, basados en el modelo de pronóstico del Ministerio de Medio Ambiente, obligó a las reparticiones públicas con facultades de fiscalización a cumplir con su trabajo en terreno, tal y como lo mandata el PDA.

Una de ellas fue la Delegación Provincial de la Secretaría Regional del Ministerio de Salud, quienes con un grupo de nueve funcionarios recorrieron las calles de Chillán y Chillán Viejo con el objetivo de verificar que se cumpla con la medida de excepción.

Según el balance de la Autoridad Sanitaria de Ñuble, actualizado hasta el último domingo 21 de mayo, se han patrullado 22.300 viviendas durante los días pronosticados de alta contaminación, entendido como trabajo visual a las chimeneas domiciliarias.

La inspección directa en los domicilios alcanzó a 208 propietarios y dejó un saldo de 20 sumarios ambientales, los cuales fueron establecidos en la Preemergencia del último viernes (5) y en la Emergencia del día siguiente (15).

Además 12 empresas fueron fiscalizadas de manera directa y en dos de ellas ameritó la realización de sumarios.

Pronóstico 
Para hoy martes la proyección de la calidad del aire anunciada por la Intendencia Regional indica una nueva Emergencia para Chillán y Chillán Viejo, con lo que ya son tres los episodios extremos declarados.

El decreto oficial precisa que durante las 24 horas de hoy no se permite el uso de calefactores y cocinas a leña, excepto los calefactores a biomasa que pertenecen al programa de recambio del Ministerio del Medio Ambiente y los calefactores que se encuentren certificados y cumplan con el DS Nº 39/2011, de la cartera ambiental.

La Corporación Nacional Forestal (Conaf) y los municipios de Chillán y Chillán Viejo también se encargarán de evitar la quema de rastrojos y la generación de fuego abierto en el territorio intercomunal. Asimismo la Gobernación Provincial y la Seremi de Educación velará que no se ejecuten actividades físicas en los establecimientos educativos y al aire libre.

“No hay mano blanda”
Solo en dos de ocho episodios críticos anunciados las fiscalizaciones han terminado con sumarios.

De hecho, durante la Preemergencia del jueves 18 el encargado del turno fiscalizador de la Delegación Provincial de la Seremi de Salud, Rodrigo Zúñiga, admitió que solo se entregaron notificaciones educativas, en la que se explicaba el correcto uso de la leña.

Al respecto el seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, desestimó una eventual mano blanda en los trabajos inspectivos y al mismo tiempo invocó al compromiso vecinal.

“Confío mucho más en la toma de conciencia de los ciudadanos. No podemos pensar que solo con las medidas coercitivas se logran resultados, por eso apelamos a la sociedad organizada para que haga prevalecer las medidas preventivas que pronosticamos”, reiteró.

Sorprendido se mostró el seremi Richard Vargas al saber que el monitor INIA no estaba entregando información sobre sus mediciones de MP2,5 de acuerdo a lo que se pudo constatar en el Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire (Sinca).


Tras evaluar el tema con los técnicos de su despacho, el funcionario confirmó nuevamente el funcionamiento del equipo y admitió que el problema solo se debía que los datos no estaban siendo subidos.

No obstante, en el registro histórico del Sinca se observa que el aparato no guarda antecedente sobre medición de MP2,5 desde el 9 de diciembre del 2016.