Estudiantes de la región con capacidades diferentes reciben apoyo

Son alumnos de educación superior de diferentes comunas y planteles educativos los que se verán beneficiados gracias a los Convenios de “Planes de Continuidad, Apoyo Adicional y Proyectos Especiales para Estudiantes en Situación de Discapacidad en Educación Superior 2017”. Se trata de una iniciativa a través de la que el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) entrega fondos a estudiantes, para que puedan acceder a la contratación de variados apoyos que les permitan asegurar la continuidad de sus estudios y egreso de la educación superior. 

En una ceremonia que se realizó este lunes, se realizó la entrega oficial de los aportes a los alumnos beneficiarios. Gracias a esta ayuda podrán acceder a servicios como la contratación de pago traslado y/o transporte, apoyos pedagógicos, intérprete en lengua de señas chilena, ayudas técnicas, elementos tecnológicos (computadores, ipad, software), sillas de ruedas, bastones guiadores, entre otros.

Juan Pastén es de Portezuelo pero estudia Ingeniería en Administración de Empresas en Chillán. Tiene discapacidad física y gracias a este plan puede contratar un vehículo para desplazarse desde la casa en donde vive, a la Universidad. “Agradezco a las autoridades que aportaron para poder postular a este proyecto y seguir costeándome los pasajes, ya que estoy en el programa de continuidad de estudios y sólo se imparte en la noche. Pero esto me va a facilitar mucho el traslado”, aseguró en un comunicado de prensa.

Respecto de esta iniciativa, la Subsecretaria de Evaluación Social, Heidi Berner, aseguró que “lo que busca es entregar apoyo para que las personas que acceden a la educación superior, puedan estudiar en igualdad de oportunidades, y esta política se complementa con la política de gratuidad en la educación superior y con otras que estamos teniendo en el marco de la reforma educacional”. Además la autoridad recalcó también que “estamos cerrando la brecha de las personas con discapacidad que están accediendo al mercado laboral y para eso hemos recientemente aprobado una ley en el Congreso que está pronta a ser promulgada, que va a permitir que las empresas y el sector público tengan una reserva legal del 1% para personas con discapacidad”.

Es importante destacar que este año el monto invertido a través de esta iniciativa supera los 137 millones de pesos. Esto se debe a que desde 2014 a la fecha ha ido creciendo de manera sostenida el número de beneficiados en la región. En 2014 fueron 12 los estudiantes que accedieron a este plan y este año la cifra llegó a 73.

En ese sentido el intendente Rodrigo Díaz destacó que “lo que se ha hecho es un esfuerzo muy importante, porque pasar de 12 apoyos en 2012 a 73 este año, significa que estamos tratando de hacer efectiva esta prioridad que ha dicho la Presidenta Bachelet, de que la educación es el motor de transformación para las personas”.