CEMA Chile sigue negándose a devolver su sede central al municipio

A pesar de los intentos que una y otra vez ha desplegado la Municipalidad de Chillán, no ha conseguido que CEMA Chile, la institución benéfica ligada a Lucía Hiriart de Pinochet, cancele las deudas que mantiene por el uso de un bien municipal ubicado en 18 de Septiembre con Gamero, ni menos que devuelva oficialmente la propiedad que ocupa irregularmente.


El uso del bien raíz por parte de la entidad privada, nacida durante el mandato de Pinochet, fue pactado luego de que el gobierno comunal, que necesitaba espacios amplios para sus juzgados de Policía Local, arrendara a CEMA un terreno ubicado en Avenida Ecuador en la esquina norte con calle Carrera, propiedad que hasta 1987 había pertenecido a la municipalidad, pero que fue transferido gratuitamente a la fundación por el ex alcalde de Chillán, Héctor Canahuate.


Al arrendar en $700 mil el municipio ese inmueble, CEMA a su vez alquiló a la entidad edilicia otra casa municipal, en Gamero con 18 de Septiembre, donde comenzó a funcionar.


No obstante, CEMA vendió a un particular, el año 2014, la propiedad ocupada como Juzgado de Policía Local, en la suma de $783 millones. La transacción puso en el tapete el control de un negocio millonario de venta de propiedades que estaría ejerciendo la presidenta de la fundación, Lucía Hiriart, cuestionable en cuanto esos bienes fueron adquiridos vía donaciones por parte del Estado.


Desde que estallara el escándalo, la municipalidad inició las gestiones para recuperar el inmueble ocupado hasta ahora por la institución privada, sin que se hayan producido resultados, pues la restitución depende de una resolución judicial.


La entidad edilicia, en la causa en contra de CEMA Chile por el término del contrato de arriendo del inmueble municipal ubicado en 18 de Septiembre Nº 198 de la ciudad de Chillán, exhortó al Juzgado Civil de Santiago para emplazar a la fundación mediante la notificación de su representante legal Julio Hermes Véjar Zamorano.


Hasta ahora, precisa la municipalidad, no se ha podido recuperar, pues “el procedimiento judicial exige el cumplimiento de diligencias por lo que solo con la dictación de una sentencia de término se puede recuperar definitivamente el inmueble”.


Además la entidad municipal recalca que hasta ahora CEMA no ha pagado las mensualidades comprometidas en el contrato entre las partes. “Hechas las gestiones administrativas tendientes a la obtención del pago, y previo a las acciones judiciales, no hubo ningún acercamiento de parte de la fundación que evidenciara voluntad de pago”. 


El inmueble requerido por la corporación edilicia, ha pertenecido al municipio chillanejo desde hace muchos años y podría haber sido ocupado para habilitar oficinas que la entidad edilicia tuvo que externalizar mediante arriendos a privados, con el consiguiente gasto económico que eso significa.


El contrato de arriendo con CEMA técnicamente terminó, y a pesar de ello la fundación ha seguido ocupando el inmueble sin pagar por él.


Dado que la demandada tiene domicilio oficial en Santiago, por exhorto se pretende que declare la persona que cumple las funciones de representante oficial y que esté capacitada para atender el requerimiento.


Según el expediente judicial, la municipalidad inició las acciones el pasado 6 de octubre de 2015, cuando el municipio demandó a CEMA Chile, que está representada por el abogado Julio Véjar Zamorano.


La demanda establece que las partes firmaron un contrato de arrendamiento el 16 de noviembre de 2002 por un período de cuatro años, “renovable por un año si ninguna de las partes expresara su voluntad de ponerle término al concluir éste”.


Pero la entidad edilicia comunicó el 3 de junio de 2013, mediante oficio ordinario a CEMA Chile, su intención de “no perseverar en el arrendamiento a contar del día 16 de noviembre del año 2013”.


No obstante, se indica en el escrito, “el demandado no ha restituido la propiedad por lo que procede que se efectúe la entrega forzadamente de inmediato o en el plazo que usted (el juez) se sirva fijar, razón por la cual vengo a accionar”.


Se agrega que la fundación, que le reportaría ingresos elevados a la familia Pinochet, no paga la renta de arrendamiento desde el mes de septiembre del año 2013. De esta manera la entidad, que tiene un patrimonio multimillonario con propiedades regaladas en todo país, le debe al municipio chillanejo una cantidad importante por concepto de arriendo por un inmueble que sigue siendo ocupado por CEMA.


En la demanda el cánon de arriendo que debía pagar CEMA al municipio llegaba a la exigua cantidad de $100 mil mensuales.