Ex alcalde de Chillán explica cómo entregó parte del Parque Schleyer

El ex embajador fue jefe comunal de Chillán solo entre los años 1969 y 1970, pero inició el proceso de subdivisión que siguió el resto de las autoridade Dice que era necesario regularizar los “Pabellones de Emergencia” creados en 1939

Al ex alcalde de Chillán, Eduardo Contreras Mella,  militante histórico del Partido Comunista, se le adjudica el haber comenzado el desmembramiento del predio de nueve hectáreas sobre el que se debería haber fundado el parque para la ciudad de Chillán, que alguna vez soñara el hacendado alemán Juan Schleyer, quien donó sus tierras para aquel propósito el año 1929.

El alcalde Sergio Zarzar,  al realizar una relación cronológica de los hechos que derivaron en que se fragmentara, loteara y se perdiera el terreno donado a la ciudad, evitó referirse a los alcaldes que tomaron la decisión de desechar el desarrollo del gran pulmón verde para la ciudad y priorizaron la construcción de viviendas, pero en su relación de hechos es posible reconocer a las autoridades edilicias que iniciaron los loteos.

Zarzar comentó que “en diciembre de 1969, en una sesión especial de la municipalidad, el alcalde y los regidores adoptaron dos acuerdos: primero, transferir a título gratuito a sus ocupantes los terrenos correspondientes a los pabellones Pizarro y Rodríguez que no fueran propietarios de otro bien raíz y, segundo, modificar el Plano Regulador de la ciudad a objeto de que la zona ocupada por dichos pabellones  (área verde) tuviera uso habitacional”. 

Agregó que un año y medio después, en sesión del 11 de mayo de 1971, las autoridades municipales acordaron extender las correspondientes escrituras públicas de donación a 177 personas. Sin embargo, por razones que se ignoran, solo fueron formalizadas 128 de ellas.

Otro hito en el largo historial de segmentación del vasto terreno ocurrió el 11 de agosto de 1980, cuando la municipalidad oficializa una permuta con el Serviu, la que “regularizó” gran parte de la actual manzana donde se ubica hasta hoy el edificio consistorial. Así el municipio adquiría el actual edificio consistorial, y el Teatro Municipal, a cambio de tres terrenos, uno de ellos donde hoy el Serviu pretende construir 100 departamentos en cinco torres.

“Títulos de dominio”
Desde Santiago el abogado chillanejo del Partido Comunista, Eduardo Contreras Mella, quien fuera alcalde entre los años 1969 y 1970, en conversación con LA DISCUSIÓN entregó su versión respecto de hechos que ocurrieron hace ya 48 años, cuando era un joven profesional y estaba imbuido de un espíritu solidario hacia quienes fueron afectados por el megasismo de 1939.

Contreras plantea que “comprenderá que pasados tantos años, no puedo mantener un recuerdo preciso de algunas circunstancias o planteamientos, ni me es posible trasladarme a la ciudad para revisar archivos y verificar antecedentes”. 

Sin embargo en lo fundamental explica que “no es posible analizar el contexto, sin tener en cuenta la extrema gravedad del terremoto de 1939 en Chillán, caracterizado en esas fechas como el mayor a nivel mundial en cuanto a destrucción y número de muertos”. 

Ello, explica, apunta a “la justa medida del Gobierno del Frente Popular del Presidente Pedro Aguirre Cerda, quien mediante los organismos del Estado de la época, como la Corporación de Reconstrucción y Auxilio, construyera para las miles de víctimas que quedaron sin viviendas, mis padres entre otros, los llamados ‘Pabellones de Emergencia’, que fueron una respuesta rápida, digna y de calidad a la tragedia. Tenían patio y espacios suficientes y han durado cerca ya de 80 años. Las conocí bien, nací en 1940 y viví primero en los pabellones ‘Estadio’ y luego en los pabellones ‘Escuela Normal’. 

El abogado de Derechos Humanos destaca que “teniendo en cuenta ese marco histórico referencial se entiende que fue una lucha permanente, apoyada por los sectores progresistas de la ciudad, terminar por entregar a sus ocupantes títulos de domino definitivo. Pasó demasiado tiempo y debió ser antes. Con todo, los pabellones no ocupaban la totalidad del terreno”.