El 45 por ciento del comercio de leña fiscalizado no tiene patente

Un total de ocho jornadas de fiscalización al comercio de leña ha organizado hasta el momento la Dirección de Medio Ambiente Aseo y Ornato de la Municipalidad de Chillán, en el contexto de las medidas de prevención que dicta el Plan de Descontaminación Atmosférico (PDA) local.

El trabajo de inspección se trató en rigor de 22 intervenciones aleatorias en diferentes puntos de la ciudad, el cual arrojó que 12 de ellos, que representan el 55% del total, contaba con  la patente comercial entregada por el gobierno comunal.

La labor en terreno concluyó que una decena de los vendedores, que en términos porcentuales figuran con el 45% de los fiscalizados, no contaba con los permisos municipales para ejercer la actividad económica.

Producción de calidad
A pesar de que casi la mitad de los comerciantes del popular combustible que fueron sujeto de la pesquisa eran informales, el nivel de humedad que se encontró en la leña resultó ser óptima para el consumo en la calefacción de las viviendas.

Solo uno de los 22 vendedores tenía en su poder astillas con humedad superior al 25%, cantidad que infringe lo que determina la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente y el PDA intercomunal.

Según los parámetros establecidos por las autoridades nacionales, la leña se considera seca cuando mantiene una humedad inferior a este porcentaje, por lo que se asegura que al momento de usarse en las estufas producirá una menor cantidad de material particulado fino (MP2,5), tóxico contenido en el humo que emanan las chimeneas domiciliarias.

De acuerdo a los datos de la oficina ambiental chillaneja, el 54% de las astillas que se usa en Chillán provienen de variedades vegetales como eucalipto, pino y aromo, mientras que el 46% restante tiene su origen en las especie nativa hualle (roble).

Aumenta el registro
Una de las exigencias del PDA apunta a la formalización del comercio de la leña en la intercomuna, donde al año se consumen aproximadamente 400 mil metros cúbicos, según cálculos de la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente.

Si bien hasta fines de marzo la municipalidad mantenía una lista de 24 vendedores formales del popular combustible, la más reciente actualización municipal, revelada el último lunes, indica que el grupo de comerciantes se amplió hasta los 29, una veintena más de los que solían contabilizarse años antes de que se publicara el documento de descontaminación (28 de marzo del 2016).

Desde la Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato de Chillán, indicaron que al menos 54 comerciantes existen en la comuna, entre formales e informales, situación que obliga a sus funcionarios organizar constantemente jornadas en terreno, además de aquellas en las que participan junto a otras reparticiones como la Seremi de Salud, Carabineros, Conaf, y Servicios de Impuestos Internos.

Asimismo, la repartición manifestó que las fiscalizaciones a la venta de leña seguirá intensificándose.