Buscan fabricar pelucas para chillanejos afectados por el cáncer

Una noble iniciativa encabeza una chillanvejana para favorecer a niños y adultos que sufren con el cáncer.

A consecuencia de los fuertes tratamientos a los que son sometidos, muchos de ellos pierden su cabello y su estado anímico decae.

Devolver la sonrisa a quienes pasan por este difícil proceso, busca Yanet Araya Molina, una trabajadora de 47 años, quien a pesar de a travesar por una fuerte enfermedad, la fibromialgia, que se manifiesta en la sensación de dolor en diferentes parte del cuerpo, tiene fuerzas para ayudar a otros.

Ha vivido de cerca el cáncer, ya que la patología ha golpeado a varios integrantes de su familia y a algunas amigas. Afrontar una calvicie afecta sicológicamente a los pacientes, por eso, dice que decidió desarrollar esta bondadosa iniciativa que denominó “Una mechita para una sonrisa”.

“Me conmueve mucho y me da tristeza ver a niños y adultos sin su pelito. Una peluca puede llegar a costar  100 mil pesos hacia arriba y no todos tienen recusos para comprar eso y a veces solo les alcanza para asistir a sus tratamientos, por eso nos vamos a juntar con algunos peluqueros locales para recibir el pelito”, comentó Yanet a LaDiscusión.cl

La idea es reunir la mayor cantidad de cabello, que será enviado hasta Pelucas Avatte, fabrica ubicada en Santiago que se encargará de la tarea en beneficio de quienes sufren cáncer en Chillán.

“La autoestima mejora bastante, la idea es tratar de ayudar sin fines de lucro, yo tengo un pelo bastante largo y lo voy a donar.Con cinco metros de cabello se necesitan para fabricar una peluca”, detalla, la chillanveja.

Quienes desean colaborar pueden donar pelo que tenga 10 centímetros de largo en adelante, ya sea virgen o tinturado, no importa si es largo u ondulado, A través del WhatsApp +56 9 76740641 se pueden comunicar con Yanet Araya.

Es la segunda vez que la vecina chillanvejana encabeza esta iniciativa.Hace un año y medio, cuenta, que también organizó la campaña en el paseo Arauco, donde muchos chillanejos se cortaron el pelo en beneficio de quienes sufren la enfermedad.