Enfermos crónicos y ancianos lideran vacunación contra la influenza

Un 24% de los pacientes crónicos ya están protegidos. En tanto, se han vacunado 10.880 personas de la tercera edad, llegando al 18% de cobertura en este grupo.

El director (s) del Servicio de Salud Ñuble, Walter Garrido, relevó la importancia de la vacuna ya que las defensas del organismo se debilitan a medida que avanza la edad. Por ello, hizo un llamado a familiares, amigos y vecinos  a que “solidaricen con las personas mayores que tiene dificultades para desplazarse y que los acompañen al centro de salud a recibir la vacuna en forma gratuita.

“Las personas tienen en sus manos una importante medida de prevención, porque si se vacunan podrán estar más protegidas y pasar un mejor invierno. Lo importante es que los grupos priorizados lo hagan cuanto antes para que la vacuna haga efecto y cuando comiencen a circular los virus ya se encuentren protegidos. Así las personas evitan poner en riesgo su salud y la de su entorno más cercano”, señaló el directivo.

A su vez, llamó a mamás y papás a vacunar a los niños entre 6 meses y cinco años, ya que es el grupo objetivo que registra la cobertura más baja con un 8%.

La influenza puede conducir a complicaciones severas, como neumonías y puede empeorar problemas de salud ya existentes. Puede causar dificultad respiratoria, diarrea y convulsiones en los niños. Miles de personas mueren cada año en el mundo debido a la Influenza y muchos requieren de hospitalización. Para prevenir las condiciones anteriormente mencionadas, es necesaria la vacunación anual contra estos virus.

Este programa de inmunización también protege a las embarazadas, a partir de la 13ª semana de gestación y al  personal de salud. Igualmente se está inmunizando  a voluntarios en hospitales, personas en situación de calle,  entre otros.

La vacunación es gratuita y se desarrolla  en todos los centros de salud familiar,  postas de salud rural y en los Hospitales Comunitarios de Salud Familiar de la provincia.