La disputa de los juveniles de Ñublense por el cupo sub-20

Por reglamento, cada club de la Primera B tiene que hacer jugar en cancha durante un torneo a un sub-20 por 675 minutos como mínimo.

En la reciente campaña, el lateral izquierdo Matías Améstica fue el titular que logró aportar más de 2 mil minutos, y aunque en algunos partidos el técnico Pablo Abraham lo sacó del equipo titular tras reiterados errores, logró corregirlos y terminó jugando.

Con la llegada del nuevo entrenador, Emiliano Astorga, quien acostumbra a echar mano a jugadores experimentados, la lucha por ocupar ese cupo sub-20 y aportar al cumplimiento del reglamento, será intensa en los cadetes.

Se espera que Astorga busque más alternativas en la sub-19, ya que en la defensa Améstica verá difícil su opción de jugar, ya que el nuevo técnico acostumbra alinear en la zaga a jugadores de experiencia.

Una semana antes de la pretemporada Astorga evaluará a los juveniles para detectar posibles integrantes del primer equipo.

En materia de contrataciones, Sebastián Méndez acercaba posiciones para poder sellar su arribo a Ñublense.

Astorga también busca dos laterales y un enganche.