Chillán sube 12 puestos en calidad de vida urbana

El año 2015 la comuna sumó el mejor índice de calidad de vida urbana, al alcanzar los 49 puntos. El trabajo de la CCHC abarcó a 93 comunas con más de 50 mil habitantes. El índice se realiza con información de fuentes oficiales, públicas y privadas.

Una importante mejora en los índices de calidad de vida urbana (ICVU) anotó este año Chillán con respecto al 2016, según da cuenta la medición nacional realizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC).

Un total de 43,8 puntos alcanzó la capital ñublensina, 3,7 más que los registrados el año pasado, lo que le permitió escalar posiciones en el ranking general de las 93 comunas del país que fueron consideradas en la evaluación.

El indicador local, que resultó del cruce de seis variables definidas previamente para el sondeo, ubicó a Chillán en el puesto 39, lo que le significó ascender 12 lugares respecto al año pasado, cuando quedó en el lugar 51.

En términos de calificación, la comuna se encuentra en un rango promedio junto a otras 42, grupo que equivale al 45.1% de la muestra.

Medición
El índice se agrupó en seis dimensiones: Conectividad y Movilidad, Condiciones Socioculturales, Vivienda y Entorno, Salud y Medio Ambiente, Condiciones Laborales, y Ambiente de Negocios.

Tras la fuerte caída de 16,5 puntos en 2016 en relación a Condición Laboral, cuando sumó 27,3 puntos, este año la comuna recuperó terreno y anotó un total de 40,8.

El vicepresidente gremial de la CCHC en Chillán, Gerardo Cifuentes, explicó que este índice se obtuvo con información del ingreso promedio de hogares y el porcentaje de pobreza multidimensional obtenidos de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica (Casen 2015). También se usaron los porcentajes de ocupados asalariados con contrato de trabajo firmado y con porcentajes de ocupados con jornadas superiores a 45 horas, además del porcentaje de encuestados con percepción satisfecho y muy satisfecho con respecto al empleo.

En Vivienda y Entorno, la comuna completó 44,5 puntos, casi nueve más que en el anterior sondeo, pese a que en esta dimensión se analizan factores aún sin resolver en la ciudad, como metros cuadrados de áreas verdes en mantenimiento por habitante, porcentaje de hogares con hacinamiento, porcentaje de hogares que considera nada grave o que no existe problema con la presencia de perros vagos, etc.

Mejoras en conectividad y movilidad
Un tema sensible a nivel local es el de la congestión vehicular, que se repite en diferentes puntos de la ciudad, sobre todo en las horas peak.

Si bien en Conectividad y Movilidad la ciudad anotó 54 puntos (5,2 más que el año 2016), esta cifra no solo se resume a lo expedito o no que puedan ser las calles chillanejas.

Porcentaje de hogares que tienen conexión a internet, número de accidentes de tránsito por cada 10.000 habitantes y  porcentaje de población que trabaja en la misma comuna donde reside son algunos de los parámetros medidos.

Igualmente se evalúa el porcentaje de encuestados que considera el estado de calles y avenidas buena y muy buena y el porcentaje de encuestados que opina que la congestión vehicular es un problema muy grave o grave en su comuna.

Caída en Salud y Medio Ambiente
Respecto a las Condiciones Socioculturales y Ambiente de Negocios, Chillán sumó 47,6 y 32,8 puntos respectivamente, es decir, 1,5 y 0,1 puntos de aumento.

En el primero de ellos se tomó en cuenta los porcentajes de participación en organizaciones sociales, tasa de denuncias por delitos de violencia intrafamiliar, tasa de embarazo adolescente, entre otros. En tanto que en la variable Ambiente de Negocios se estudió el número de cajeros automáticos por cada 10.000 habitantes, metros cuadrados por obra aprobaba de servicios, número de empleados en hoteles y restaurantes por cada 1.000 habitantes, etc.

La única caída que presentó la capital provincial se dio en Salud y Medio Ambiente. Una disminución de 7,8 puntos experimentó la dimensión que abarca la tasa de años de vida potencialmente perdidos por cada 1.000 habitantes, el número de personas que han sido tratadas por enfermedades respiratorias por cada 10.000 habitantes, la tasa de mortalidad infantil y total de número de camas en hospitales y clínicas por cada 1.000 habitantes, entre otras.

Desde la Municipalidad de Chillán valoraron los nuevos datos que entrega el ICVU de la CCHC, por tratarse de información valiosa en la toma de decisiones y en la adopción de nuevas políticas públicas, según dio cuenta un comunicado emitido por la Oficina de Comunicaciones.

Chillán Viejo sube y San Carlos entre las peores del país
Quince puestos en el ranking nacional escaló Chillán Viejo, al ubicarse en el lugar 48.

A pesar de no conseguir buenos resultados en cuatro dimensiones (Ambiente de Negocios, Condiciones Socioculturales, Conectividad y Movilidad y Salud y Medio Ambiente) el aumento de hasta 20 puntos en Condiciones Laborales y en Vivienda y Entorno le permitió mejorar su situación. 

Contrario a la intercomuna, San Carlos sufrió un estrepitoso retroceso y descendió 18 puestos. El ocupar el lugar 75 a nivel nacional la sitúa en el grupo de las 20 ciudades con peor índice de calidad de vida urbana, apenas superando a un grupo de pares de la Región Metropolitana como por ejemplo Alto Hospicio, La Pintana y Lo Espejo.

Análisis
El alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, atribuyó los buenos resultados a los avances que han tenido en cuanto a la gestión de servicios como el banco, mejorando la seguridad de la ciudad con luces led en toda la zona urbana de la comuna o el plan de seguridad en el Parque Monumental.

“En el ámbito laboral hemos potenciado la capacitación, la nivelación de estudios, la intermediación y colocación laboral en empleos de calidad, el acceso de las mujeres al mundo laboral, acercando vías de financiamiento para la micro, pequeña y mediana empresa; todos factores que han colaborado en disminución de la pobreza en la comuna, logrando una importante baja según datos de la Casen 2015 y utilizados para este índice”, precisó.

El jefe comunal mencionó que existe la convicción de que el trabajo realizado en los últimos años, desarrollando iniciativas municipales, trabajando de la mano con otros servicios públicos para la implementación de  políticas públicas y la coordinación con la comunidad, han permitido ir mejorando la calidad de vida de los chillanvejanos.

Por su parte la máxima autoridad de San Carlos, Hugo Gebríe, se mostró sorprendido por los indicadores de la ciudad que gobierna.

El alcalde comentó que es casi imposible que su comuna haya retrocedido en urbanismo, precisamente en una época en que, advierte, se están realizando obras y proyectos de importancia.

“No estoy de acuerdo que tengamos menos desarrollo urbano. Todo el que viene a San Carlos se da cuenta el avance que estamos impulsando, por eso me llama la atención estos resultados”, recalcó.

No obstante, Gebríe aseguró que solicitará el estudio para evaluar todas las dimensiones y ver si efectivamente las cifras se ajustan a la pesimista realidad que la Cámara Chilena de la Construcción les demuestra.


El vicepresidente de la CCHC en Chillán, Gerardo Cifuentes, enfatizó que queda en manos de los gobiernos comunales el recoger estos resultados y promover cambios o reorientación de las políticas públicas, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes.