Playas de estacionamiento crecen un 28% en seis meses

Un crecimiento del 28% en el número de playas de estacionamiento registró Chillán desde octubre del año pasado, según da cuenta la información entregada por la jefatura de Rentas y Finanzas del gobierno comunal.vLa oficina municipal afirmó que son 50 patentes comerciales del giro de aparcamiento vehicular los que se encuentran vigentes actualmente, 11 más de los que sumaban hasta hace poco más de seis meses. Del medio centenar de negocios privados registrados, 49 se ubican dentro de las cuatro avenidas, especialmente en un radio de cuatro cuadras de distancia desde la Plaza de Armas.

La calle 18 de Septiembre es la que concentra la mayor cantidad de locales al contabilizarse ocho, seguidos de Arauco e Isabel Riquelme con seis cada uno, Sargento Aldea con cinco y Constitución con cinco. En 5 de Abril, El Roble e Independencia se cuentan tres playas de estacionamiento vehícular en cada una, mientras que en Arturo Prat, Libertad y Claudio Arrau dos; en tanto la plaza Sargento Aldea, Yerbas Buenas, Maipón y las avenidas O’Higgins y Argentina, una respectivamente. Por su parte la única fuera del damero central es la ubicada en la calle Jorge Abarca a la altura de Paul Harris con la salida norte de la ciudad.

Problema en ascenso

El crecimiento de Chillán, que según las proyecciones tendría unos 180.000 habitantes a lo que se suma un parque automotriz de más de 45.000 automóviles, ha generado una presión que ha llevado a empresas y particulares modificar terrenos antes destinados a viviendas o comercio, para abrirlos a los conductores, según entienden expertos como el arquitecto de la Universidad del Bío-Bío (UBB) campus Chillán,  Claudio González.

El descontrolado aumento de máquinas particulares de transporte fue de la mano con la imperiosa necesidad de sus dueños por dejar los vehículos en lugares seguros, los que no encuentran en las saturadas calles del centro.

Exigencias mínimas

Pocos son los requerimientos que deben cumplir aquellos que solicitan al municipio local una patente del giro estacionamiento vehicular. Áreas mayores a mil metros cuadrados e instalaciones mínimas como una garita de control y servicios higiénicos para el personal al interior de ellas, son las exigencias obligatiorias. Las ganancias que puede generar uno de estos negocios puede sobrepasar el millón de pesos mensual, más del 50% de lo que se lograría con el arriendo de una casa, propiedad o edificio menor.

Al igual que en el centro de Chillán, el lucrativo negocio y masificación en la instalación de playas de aparcamiento también se convirtió en un problema en la comuna de Los Ángeles; sin embargo, en la capital de la Provincia del Bío Bío se reguló el explosivo aumento de estas iniciativas.

La concejala angelina Miriam Quezada, explicó días atrás a LA DISCUSIÓN que se había “degenerado” la entrega de patentes, las cuales amenazaban el centro de la ciudad; ante esto, recuerda la edil, decidieron crear un área de exclusión en donde no se iba a permitir más de estos emprendimientos.

Igualmente, en Los Ángeles está vigente una ordenanza desde el año 2010, en la cual se detalla las características físicas y de comodidad que deberán tener los locales al momento de ofrecer el servicio.

Posibilidad

El concejal de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Joseph Careaga, opina que la posibilidad de generar una normativa municipal en donde se fije a los empresarios los requisitos a acatar, no estaría del todo desechada. “Hay una ley de estacionamiento por la cual nos estamos guiando, pero no es una mala idea tener una ordenanza con la cual se defina el funcionamiento de la playa, la cantidad máxima y mínima de vehículos que pueden estacionarse, además de las tarifas. Pero la verdad de las cosas es que esto aún no lo hemos discutido con los colegas”, detalla.

A juicio del edil del Partido Radical Social Demócrata (PRSD), Juan López Cruz, los proyectos de estacionamientos subterráneos que se tienen pensado realizar en el centro de la comuna le quitará presión a las atiborradas playas. López Cruz recalca que a los proyectos que se tienen en carpeta en la Municipalidad, como son los que se construirían en la Plaza de Armas con su futura remodelación o las que se plantean en las inmediaciones de la Plaza Sargento Aldea, se suman proyectos particulares como el que se planea en la esquina de las calles 18 de Septiembre con Libertad, donde actualmente está en pie los edificios Los Héroes. La nueva construcción, recalca el radical, tendría al menos cuatro pisos de estacionamientos subterráneos.

En tanto desde el municipio aclaran que siempre están analizando opciones de ordenanzas, pero por el momento no hay nada claro sobre el caso de las playas de estacionamiento.