Proyecto ofrece 24.000 m3 de leña seca para Ñuble

La iniciativa busca acercar y crear redes entre productores y consumidores. $36 millones se invertirán este año en el programa de Dendroenergía.

Apoyar a las comunidades pobres de la Zona de Rezago del Itata, abriendo nuevas oportunidades económicas, ayudar a reactivar los cultivos de las áreas afectadas por los incendios forestales de enero pasado, formalizar el mercado de la leña y aportar al Plan de Descontaminación Atmosférico (PDA) de la intercomuna, son los objetivos del Programa Nodo Dendroenergía impulsado por el Comité de Desarrollo Productivo Bío Bío de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y ejecutado por Inacap Chillán.

Un total de 12 productores de leña de las comunas de Ninhue, Trehuaco, Coelemu, Cobquecura, Quirihue, Quillón y Ránquil abarcará la primera etapa del proyecto, para la cual se invertirán $36 millones durante el presente año.

Son 473 hectáreas las que involucrará la iniciativa, que en rigor apunta a la capacitación de los pequeños y medianos abastecedores del popular combustible de la provincia y con ello mejorar la calidad del producto que, en su mayoría, es consumido en Chillán y Chillán Viejo para la calefacción domiciliaria.

Juan Carlos Castillo, encargado técnico del proyecto y académico de Inacap, explicó que aproximadamente 50 metros cúbicos de leña se pueden obtener de una hectárea de bosque si es que estos se manejan adecuadamente y se cumplen ciertas condiciones técnicas y ambientales.

“Se les prestará asesoría técnica, asistencia en la producción, comercialización y en todo lo que ellos requieran para ofrecer un producto de calidad y con menos del 25% de humedad”, indicó.

Serían poco menos de 24 mil metros cúbicos de astillas las que se garantizarían a mediano plazo para la denominada Zona Saturada de Ñuble.

“Creemos que esto será un gran aporte para Chillán y Chillán Viejo. Esperamos lograr un gran impacto en lo urbano y generar un poco de conciencia en los habitantes de que el producto que tienen que consumir deben guardar ciertas características, porque actualmente los niveles de contaminación son muy altos”, sostuvo el ingeniero forestal y aclaró que desde mayo empezarán las capacitaciones.

Carolina Castillo, directora de innovación de Inacap Chillán, precisó que la idea del proyecto es generar competencias técnicas en los productores de leña para que sean capaces de tener en el mediano plazo un negocio sustentable con un producto que cumpla con la norma para ser usado en la calefacción.

“Será un gran aporte”
El secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente, Richard Vargas, destacó el plan de promoción y advirtió que será de mucha ayuda para la intercomuna, en la que está vigente el PDA a causa del excesivo humo que se genera con la combustión de leña.

“Con esto se suman voluntades y fuerzas en algo que es la principal política pública en calidad del aire de Chillán y Chillán Viejo, que es tener combustibles limpios para que la comunidad pueda usarla sin que se emitan excesivas emisiones de material particulado; esto será un gran aporte para ampliar el mercado formal”, añadió.