Apenas 390 metros de pavimentos participativos suma Chillán en 3 años

Comunas similares demográficamente, como Los Ángeles y Talca, superan con creces a la capital de Ñuble Concejales advierten desinterés ciudadano y una poco eficiente gestión municipal en la generación de proyectos

75 años de historia tiene el céntrico barrio de la calle Lord Cochrane en Chillán, que nace en Avenida Collín, entre Huambalí y Avenida Chile.

Pese a la antigüedad de la corta arteria, que se extiende hacia el sur por tres cuadras, aún carece de pavimento, lo que demuestra la deuda urbana que aún le pena a algunos sectores urbanos de la comuna.

Si bien la calle está inserta en una zona residencial, no apta ni habilitada para el recorrido del transporte público, constantemente se observan colectivos e incluso micros circulando, lo que acrecienta el problema que tiene agotados a los residentes.

“La casa siempre está con polvo, porque por acá pasan vehículos y hasta camiones. Estamos cansados de que no se pueda resolver esta necesidad que tenemos desde hace décadas”, precisa Marco Muñoz, quien reside en el lugar desde hace casi 20 años.

El propietario admite que a pesar de que se han planteado proyectos para asfaltar el tramo, en el contexto del programa del Minvu de pavimentación participativa, no se ha podido concretar la modernización de la calle, ya que algunos vecinos se opusieron a la iniciativa hasta que no se resuelvan sus problemas de alcantarillado.

El programa implica el financiamiento compartido entre el Estado y la comunidad. Al mecanismo usualmente recurren los habitantes de zonas urbanas de las comunas, apoyados técnicamente por los municipios, que elaboran los proyectos y los postulan.

Baja pavimentación
Según datos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), entre marzo de  2014 y diciembre de 2016, en Chillán solo se han ejecutado trabajos de asfaltado en calles  por 390 metros de extensión. 

Esto cambia un poco de cara al corto plazo, ya que durante este año se encuentran en proceso de licitación obras de pavimentación por un kilómetro de calles.
La realidad local se contrapone a lo que presentan ciudades demográficamente parecidas a la capital de Ñuble.

Un ejemplo es Los Ángeles, donde se han ejecutado en el mismo periodo cuatro kilómetros de pavimentos, mientras que otros 1,41 kms. están en la etapa de concurso público.

En Talca se pavimentaron 3,22 kms. en tres años y próximamente 1,17 kms. de calles también serán modernizadas.

Arica, Concepción y Temuco con 41,79 kms., 14 kms. y 11,19 kms. respectivamente, son las ciudades que presentan la mayor cantidad de vías pavimentadas de manera participativa, de acuerdo a los registros del Minvu.

Ciudades ñublensinas más pequeñas como Pemuco (7 kms.), Bulnes (4 kms.) y San Ignacio (2,01 kms.), igualmente se superponen a Chillán.

Deudas y errores
A juicio del concejal de Renovación Nacional, Jorge Vaccaro, en los últimos años el gobierno comunal ha estado centrado en la generación de proyectos de gran impacto para la ciudad.

“Creo que se ha privilegiado en obras de mayor envergadura, como es el levantamiento de hasta cuatro céntricos puentes. Es cierto que a todos nos interesa tener todas nuestras calles pavimentadas. Este es un trabajo que se tendrá que ir realizando poco a poco”, indica.

El edil sostiene que una de las razones que explicarían el reducido metraje de asfalto bajo el programa participativo sería que la Secretaría Comunal de Planificación (Secpla), oficina clave que se encarga de la elaboración de proyectos, estuvo más de un año y medio con jefes interinos.

Una opinión parecida entrega el edil radical Juan López Cruz, quien enfatiza que han sido hasta cinco los encargados del Secpla desde que Susana Baeza dejó el cargo el año 2015.

“No se han presentado los proyectos que se debían y se ve que ha afectado lo que ha pasado en el Secpla. La responsabilidad de plantearse estas iniciativas es compartida entre la comunidad y el municipio, pero al parecer habría algo de desinterés de los vecinos en proponer sus necesidades de pavimento”, recalca.