Experta del ISP descartó en Chillán efectos adversos de las vacunas

Crear conciencia sobre la importancia de las vacunas es parte de lo abordado en un seminario realizado por la carrera de Enfermería de la Universidad del Bío Bío, que contó con el apoyo de la Seremía de Salud.

Las defensas que contribuyan a evitar enfermedades en la población, derribar mitos asentados en ciertos grupos sociales, los avances en este tipo de medicamento y la responsabilidad social de profesionales de la salud fueron algunos de los temas abordados en esta actividad.

Adiela Saldaña, jefa de farmacovigilancia del Instituto de Salud Pública (ISP),  destacó la importancia de contar con una población informada respecto a los efectos de las vacunas.

“Después del agua potable, es la primera terapia en temas de reducir mortalidad en la población,  incluso superando los antibióticos. Como país estamos haciendo esfuerzos cotidianos en cuanto a inmunización y también en seguridad de alimentos. Todas las vacunas administradas en Chile son registradas por el ISP, y eso también es garantía de calidad, seguridad y eficacia. Existe un monitoreo de los efectos adversos post vacunas, justamente para poder ver que son seguras,  que siempre el  beneficio es mucho mayor que los riesgos”

La realidad en Ñuble es que el año 2016,   5.916 niños (as)  fueron protegidos  contra el sarampión,la  rubéola y paperas, en tanto, 11.815 contra difteria, tétanos y tos convulsiva. Así también 10.819 niñas de la provincia fueron protegidas contra el cáncer cervicouterino a través de la vacuna contra el virus del papiloma humano.

Además, 120.070 personas de los grupos objetivos determinados por su nivel de vulnerabilidad fueron protegidos contra la influenza en Ñuble el 2016.

En este proceso el seremi de Salud Mauricio Careaga enfatiza en el rol solidario que tiene las vacunas. Ejemplo de ésto, es la inmunización contra la influenza que este año registra un avance de 45 por ciento, lo que se traduce en 68.349 personas inoculadas.

“Toda vacuna es solidaria, cuando yo me vacuno soy un ente que no voy a contaminar a los demás, tengo un bien común que yo me protejo, pero también soy solidario en que no voy a ser un ente difusor de la enfermedad. Mientras más vacunados estemos, menos va ser la circulación del virus de la influenza, porque no va haber replica. Esto es una cadena de solidaridad en protección de salud, es una política pública amplia”, explicó.

Educar a las nuevas generaciones de profesionales del área de la salud en ser agentes solidarios en transmitir a la población lo importante que es vacunarse, es el mensaje entregado por Aurora Henríquez,enfermera y docente de la UBB.

“Nosotros somos agentes importantes de la transición de información, los profesional de salud que trabajan en atención primaria son los primeros en informar a la población de la importancia que tienen la vacunas, el respeto del calendario y  la solidaridad en el proceso”, destacó.

Chile, cuenta desde 1978 con un Programa Nacional de Inmunizaciones, que ha permitido la disminución de la morbilidad y mortalidad de las enfermedades inmunoprevenibles, contribuyendo a la disminución de la mortalidad infantil; y que cuenta entre sus logros, la erradicación de la viruela 1950, poliomielitis en 1975 y la eliminación del sarampión  en 1992”.