Detienen en Quillón al mayor narcotraficante del sur de Chile

Cerca de un año duró la "Operación Glamura", que permitió a la Policía de Investigaciones detener en Quillón a José Miguel Molina Galaz, el mayor narcotraficante de la Región del Bío Bío y el sur del país, líder de una banda que se había establecido durante el último tiempo en la comuna ñublensina, desde donde operaba y dirigía las acciones para el tráfico de drogas.

Tras el procedimiento, que fue encabezado por la fiscal Carla Hernández de la unidad de Drogas de la Fiscalía de Concepción, se logró detener además a otros nueve hombres y 2 mujeres, quienes cumplían diversos roles al interior del grupo y eran oriundos de comunas como San Pedro la Paz, Quillón, Coronel, la Región del Maule y Santiago.

En el operativo, personal policial logró incautar 309 kilos de marihuana la cual está avaluada en mil 500 millones de pesos, además de armas de fuego y cinco vehículos.

“Efectivamente tenía su asiento en Quillón para la distribución de gran cantidad de droga (…) Era la acción justamente de nuestras policías con nuestros fiscales, los que tenían cercado a este sujeto. Es el más grande narcotraficante en cantidad de droga, de acuerdo a lo que señalamos, prácticamente una tonelada y media de droga había pasado por las manos de este sujeto”, señaló el fiscal regional Julio Contardo.

De acuerdo a antecedentes que maneja la Fiscalía, el imputado había participado anteriormente en el tráfico de cerca de 250 kilos de droga, que fue decomisada en febrero de 2014. Además, en septiembre de 2015 participó en el tráfico de 922 kilos de droga, que significó el más grande decomiso de sustancias ilícitas conocido en el sur del país.

Los individuos fueron formalizados hoy en el Juzgado de Garantía de Concepción.