Socorro Andino pide ayuda tras incendio

Solo una camilla y transferencias aisladas por parte de particulares es lo que ha recibido el equipo de Socorro Andino, único grupo de voluntarios capacitados para el rescate de víctimas en alta montaña, quienes el fin de semana pasado perdieron todo su equipamiento en un incendio ocurrido en una bodega en Las Trancas.


Las pérdidas superan los 8 millones de pesos en materiales de rescate, como cascos, arneses, cuerdas, férulas y otros implementos. Paradójicamente, si cada uno de los 600 turistas rescatados por ellos en estos casi 10 años de trabajo voluntario, aportaran 12 mil pesos, prácticamente saldarían las pérdidas.


“Necesitamos aportes urgente, se viene la época más compleja para realizar búsquedas”, dice Gastón Ocares, presidente de la delegación Ñuble, quien comentó que “pedimos recursos a la Municipalidad de Pinto, pero solo nos pueden prestar parlantes y cosas así para realizar una feria y recolectar recursos”.
Por otro lado, Ocares recordó que casi el 80% de las personas rescatadas residen en la comuna de Chillán, ciudad cuyo municipio “cuenta con varios predios en el sector, y nos gustaría saber si pudiéramos contar con un pequeño espacio para poder levantar un refugio con bodega para poder usarlo de central”.