Iglesia entregó aporte para vecinos de Quitento

7 millones 600 mil pesos fue el aporte recaudado en las colectas de las diferentes parroquias.  El obispo de Chillán llegó hasta el hogar de Juana Romero, vecina de la localidad. 

El hogar de la vecina Juana Romero, fue la escogida por la iglesia para materializar la entrega de ayuda a los damnificados de la localidad portezolana de Quitento, una de las más afectadas con los incendios de fines de enero en Ñuble. 


Hasta el lugar llegó el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, para realizar la entrega de un aporte económico alcanzado en la campaña “Con tu fuerza y nuestro compromiso”, que a fines de enero impulsó la Iglesia de Chillán por medio del Departamento de Acción Fraterna, y que reunió alimentos y aportes económicos a través de Caritas Chile, además de lo recaudado en las colectas de las distintas parroquias de la Diócesis que respondieron al llamado solidario, logrando superar los 7 millones 600 mil pesos.


Con esta visita hemos querido representar a las cientos de personas que fueron generosas durante una segunda colecta que se realizó en la fecha en medio de los incendios”, sostuvo, agregando que “es un gesto de alivio para las familias que esperan la reconstrucción de sus casas y que con esta pequeña ayuda van a poder dar un paso mejor para avanzar y recuperarse totalmente”, afirmó el obispo de Chillán.


“Esta ayuda nos viene súper bien, ya que uno se quedó sin nada, entonces lo que venga en bien recibido, por eso estoy muy agradecida de toda la gente. Estoy contenta, porque no me he sentido sola… me he sentido acompañada”, confesó la señora Juana Romero, quien actualmente vive en una vivienda transitoria que levantaron jóvenes voluntarios durante el verano.


El párroco de Portezuelo, René Gómez, señaló que “es una experiencia que se vive con toda la comunidad de Quitento y con la colaboración de muchos de nuestra Diócesis y de otras muy lejanas, lo que nos anima para seguir trabajando para levantar a la comunidad”, indicó.