Ocho empresas compiten en segunda licitación del hospital

Cuatro años y medio durará la construcción del nuevo hospital de Chillán. La Contraloría es la que debe validar la elección de la firma hecha por la comisión. 7 empresas postularon en la licitación del 2016, de las cuales cuatro volvieron a participar en el actual proceso

Ocho empresas son las interesadas en adjudicarse las obras de construcción del nuevo hospital de Chillán, según reveló el acto de apertura técnica y económica del proceso de licitación, realizado este martes  por el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ).


A diferencia del concurso público declarado desierto en noviembre del 2016, luego que Contraloría General de la República encontrara errores administrativos en la emisión de antecedentes hacia el ente regulador, esta vez se sumó una firma más a la lista de oferentes que buscan hacerse del millonario proyecto, para el que el Gobierno tiene planeado invertir $161 mil millones.


Competencia
Una notable diferencia entre los montos mínimos y máximos solicitados por las constructoras para levantar el moderno establecimiento de salud marcó la apertura de propuestas, liderada por el director del SSÑ, Iván Paul.


La firma Astaldi, quien en la fallida licitación del año pasado fue la adjudicada por la comisión evaluadora, vuelve a presentarse ofreciendo esta vez $151.843.825.230 por levantar el hospital, el monto más bajo de la lista de competidores.


Una cifra levemente superior pide INSO Chile, con sus $154.594.932.148, mientras que FCC Construcción S.A. se ubica como la tercera más económica, al estimar que para ellos es viable realizar la infraestructura por $162.710.646.968.


Acciona Infraestructuras propuso $163.509.564.357 y SACYR Chile S.A. $177.981.391.683, $26 mil millones más que Astaldi.


 Las propuestas de Moller, $189.953.412.019; y la Constructora San José, $183.745.567.723, se ubican como la segunda y tercera más elevada.


Por su parte Dragados S.A. manifiesta su intención de adjudicarse el proyecto por $199.632.289.063, la mayor cantidad del proceso licitatorio, superior en $48 mil millones que el pedido más económico.


Evaluación
El director del SSÑ, Iván Paul, calificó como exitoso el concurso público desarrollado  hasta el momento y destacó el mayor interés mostrado por las empresas que quieren adjudicarse las obras de construcción del hospital.


Paul explicó que las ocho empresas de la lista cumplieron correctamente con los dos requisitos para que sus postulaciones sean aprobadas, que son depositar una boleta de garantía y visitar el terreno en donde se levantará el establecimiento.


“Lo que procede ahora es que trabaje la comisión evaluadora, que tendrá 30 días hábiles, que son 43 días corridos aproximadamente, para evaluar a todas estas empresas”, sostuvo.


El funcionario de gobierno aclaró que el tema económico es solo uno de los factores que serán analizados al momento de definirse al ganador, por lo que, añadió, no necesariamente la oferta más económica será la elegida.


El jefe del SSÑ recalcó que los aspectos técnicos y de experiencia son igualmente bien evaluados en este tipo de concursos.


“Siempre es muy atractivo el valor, pero no es el único elemento para la puntuación final; hay factores de oferta económica y también técnicos, que dicen relación con su experiencia, solvencia, personal calificado, por lo tanto es un trabajo bastante exhaustivo para poder determinar un ranking final y un puntaje”, indicó.


Tras la revisión y asignación del puntaje correspondiente, la comisión deberá hacer una propuesta de adjudicación, mediante una resolución del SSÑ que emitirá a la Contraloría General de la República con los antecedentes de la firma ganadora.


En el caso de que la mejor evaluada supere el presupuesto que el Ministerio de Salud tiene planeado invertir, aproximadamente $161 mil millones, existe la posibilidad de solicitar mayores recursos.


“En el caso de que la empresa que tiene el mayor puntaje supere los valores, se pedirá un suplemento presupuestario al Ministerio de Salud y Hacienda por su intermedio para hacer efectiva la adjudicación”, concluyó.

Competencia
Cuatro de las ocho concursantes en el actual proceso de licitación también participaron en el concurso público trunco de fines del 2016.


Moller, SACYR Chile S.A., FCC Construcción S.A. y Astaldi son las que mantienen sus intenciones de edificar el hospital de alta complejidad chillanejo, no así las constructoras OHL S.A., Besalco S.A. y CSJ Agencia, que desistieron de presentarse esta vez.


Si bien el proceso de licitación que se está cumpliendo parte desde cero, e incluso con un nuevo comité evaluador, la empresa Astaldi tendría una ligera ventaja en relación a sus pares.


Fue la mejor eveluada en el proceso anterior y, al igual que en esta oportunidad, solicitó el menor monto por hacerse del proyecto hospitalario.


Su elección no llegó a concretarse por una serie de errores de tipo administrativo que identificó la Contraloría General de la República, los cuales recayeron no solamente en Astaldi, sino en la comisión evaluadora.