[Editorial] Malnutrición por exceso

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Agencia Uno

¿Nuestros niños comen bien? Definitivamente no, y así lo confirman los mapas nutricionales creados por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) para realizar el seguimiento del sobrepeso y obesidad en los escolares de Ñuble. 

Monotonía alimentaria, consumo excesivo de calorías “vacías” y una sobrecarga de azúcares agregados son características de la alimentación de nuestros menores, bien alejada de lo que serían los buenos hábitos de nutrición, con un consumo mayor de frutas y verduras frescas, cortes magros de carne vacuna, pollo sin piel y, sobre todo, pescado.

Del estudio también se destaca que uno de los nutrientes que más se encuentra y en exceso en la dieta es el azúcar, incluso en una proporción mayor que la de grasa, y al mismo tiempo hay serios déficits de leche. Otro dato que reveló el informe es que la alimentación en las comunas rurales tiene un alto contenido de nutrientes críticos y energía. Además, se comprobó que los habitantes de esta zona son quienes consumen menos cantidad de alimentos con nutrientes protectores y los que presentan mayor sobrepeso y obesidad de la población provincial. 

El estudio de la Junaeb, correspondiente a 2016, revela que en Ñuble los alumnos de kínder tienen la mayor prevalencia de sufrir por exceso de peso y que ésta alcanza a un 54%. En prekínder y primero no es mejor, pues se eleva a 51% y 53%, respectivamente. Las comunas con mayor índice de malnutrición por exceso son Trehuaco (81%), Pemuco( 67%), Coelemu (60%),  Cobquecura (59%) y San Nicolás (58%). 

Esta realidad que desnuda el mencionado estudio es lo que se ve, dicen los especialistas, diariamente en los centros de salud: cómo crecen los niveles de obesidad y sobrepeso que se corresponden evidentemente con el desconocimiento generalizado en la población de cuáles son los hábitos alimenticios más saludables. 

Por ese motivo el Ministerio de Salud ha recomendado reforzar las recomendaciones en este ámbito, partiendo por el desayuno, ya que es bien sabido -aunque también olvidado- que esta comida incide en la actividad que se despliega diariamente, pero sobre todo en la mañana, por lo cual es tan importante para los escolares ingerir un desayuno adecuado para cumplir bien las actividades diarias. Lamentablemente, en nuestro país un 40% de los niños se va sin desayunar al colegio y el 60% no toma leche.  

Las instituciones vinculadas con la primera infancia son las llamadas a poner el mayor esfuerzo en el desarrollo de estas temáticas, aunque siempre la primera responsabilidad está en la familia, pues es en el hogar donde se aprende a conocer y seleccionar los alimentos saludables. Si los adultos desconocen cómo hacer una dieta equilibrada, mal podrán enseñar a su vez a los hijos. Si a esto se agrega el sedentarismo de las horas dedicadas a la TV, los videojuegos e Internet, o la falta de una actividad deportiva regular, se entiende por qué hay tantos niños con sobrepeso y obesidad. 

El estado nutricional es el mejor indicador del bienestar de los niños y niñas y, en términos más amplios, del desarrollo de un país.