Parquímetros: concejales son los más beneficiados con no pago

La Corporación Nacional Forestal (Conaf), las distintas oficinas pertenecientes al Ministerio de Agricultura, la Delegación Provincial de la Seremi de Salud y la Municipalidad de Chillán son algunas de las reparticiones públicas que ofrecen a sus funcionarios estacionamientos vehiculares gratuitos dentro del amplio terreno donde se ubican sus edificios, beneficio muy apetecido por los chillanejos actualmente, dada la elevada tarifa que se debe pagar por ocupar estacionar en las calles concesionadas ($1.218 la hora) o en las playas privadas (hasta $1.800 la hora).

Uno de los lugares públicos usados como una amplia playa de aparcamiento es el Patio Los Naranjos de la Gobernación Provincial de Ñuble, que pese a ser una calle más de la ciudad, es administrado por la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF).

Dejar el automóvil en esa zona, desde años “exclusiva” y no abierta al uso de los chillanejos, tiene un costo para los funcionarios públicos, que es entregado a la ANEF. Monto que no se compara a las elevadas tarifas de otras zonas de la comuna. Por estacionar en el Patio de Los Naranjos, privilegiado y céntrico espacio ubicado detrás de la Gobernación de Ñuble, cada funcionario debe pagar $12.000 mensuales, tarifa que dista de los montos que suelen desembolsar los chillanejos por aparcar en el centro, donde dejar un automóvil ocho horas en la calle tendría un valor de $9.744 pesos.

Patricio Peña, presidente de la ANEF Ñuble, explica que son 79 los estacionamientos que controlan, gracias a un convenio de hace cinco años que tienen con la gobernación, lo que les permite obtener recursos para sus actividades sindicales.

El dirigente aclara que las reparticiones como Registro Civil, Gobernación de Ñuble, Dirección Provincial de Educación, Tesorería General y Servicio de Impuestos Internos, tienen entre dos y cinco cupos liberados.

El gobernador de Ñuble, Álvaro Miguieles, confiesa que a pesar de que el organismo que encabeza tiene cinco cupos, él no necesita utilizar alguno de ellos de manera particular.

“Hay lugares donde se estacionan vehículos fiscales, pero yo no hago uso de ninguno de ellos con mi auto porque no me corresponde, y si fuera así, tampoco lo utilizo (...) Tenemos espacios reservados para funciones, pero no para funcionarios”, explica.

Desde el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), quienes tienen sus oficinas principales en la parte posterior de los edificios públicos, afirman no contar con estacionamientos liberados y que deben pagar un arriendo a la Agrupación Recreativo, Deportivo y Cultural de Empleados Públicos de Chillán,  para dejar los vehículos de los funcionarios.
En el caso del Sernatur Ñuble, ubicado en la calle 18 de Septiembre, entre Libertad y Bulnes, su jefa, Alejandra Melgarejo, comenta que el cupo con el que cuentan solo es usado por el vehículo fiscal de la repartición cuando se realizan actividades.

LA DISCUSIÓN solicitó a la Dirección de Tránsito de Chillán el número de estacionamientos liberados para las reparticiones públicas; sin embargo no obtuvo respuesta. 

Beneficios

Trece estacionamientos son los que el Concejo Municipal  puede usar libremente fuera de la Casa Consistorial (pese a que hay solo ocho concejales), mientras que la alcaldía cuenta con dos.

Para el edil Juan López Cruz, del Partido Radical, el beneficio se ajusta a la labor de representación que deben cumplir.

“Debemos contar con esos estacionamientos, sobre todo cuando participamos de las sesiones, comisiones o en la atención al público; si bien es un tema sensible, se debe entender la labor que nosotros tenemos que hacer”, opina.

Su colega DC Patricio Huepe, admite haber usado su espacio no solo para actos municipales y advierte que si se da la posibilidad de que se elimine ese privilegio, debería ser para todos los servidores públicos.

“En todo este tiempo lo usé unas cinco veces y alguna de ellas admito que para actos de ocio, como ir al teatro. Solo estaría de acuerdo de que se quite este beneficio si es que se hace lo mismo con todos; ley pareja no es dura”, recalca.

A pesar de que el concejal del Partido Comunista (PC), Víctor Sepúlveda, no cuenta con vehículo propio, defiende el derecho que tienen sus compañeros al resaltar la importancia de dar facilidades para realizar sus actividades  municipales.

“Por las responsabilidades que tienen las autoridades se justifica que tengan estacionamientos reservados (...) no solo los concejales tienen este beneficio, sino todos los servicios públicos”, aclara.