“Esto lo vemos como una deslealtad al equipo, a la familia”

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa

“Mejor hablemos en la semana”. “Ahora prefiero que no, no hay ganas”. “Perdón, pero mañana si quieres”.

Así suma y sigue la respuesta de jugadores de Ñublense post la derrota de Magallanes 2-1 ayer por la tarde en el Municipal de San Bernardo, en busca de declaraciones cuando viajaban de retorno a Chillán, pero cuyo evidente pesar, pasaba más que por el resultado dentro de la cancha, por los actos de indisciplina que protagonizaron algunos de sus pares, y que ahora se investiga y sancionará con todo el rigor según dio cuenta el dirigente Álvaro Izquierdo.

Luego de casi una hora post partido ante Magallanes, el camarín hasta entonces hermético de Ñublense abrió su puerta, y solo sacaron la voz Pablo Abraham y el capitán José Antonio Rojas, jugador que por lo demás sumó su quinta tarjeta amarilla y se perderá el partido ante San Marcos de Arica el 23 de marzo en Chillán.

“Un mazazo a todos”
Respecto a lo sucedido con algunos de sus compañeros de camarín, Rojas fue claro.

“Ya salió que hubo un acto de indisciplina, y la verdad es que muy dolidos con esta situación. La verdad es que es un mazazo que nos pega a todos. Es una traición para todos, yo lo veo por ese lado, una deslealtad hacia nosotros. No estamos en una situación buena para que se den esos actos, y nos afecta demasiado”, explayó el zaguero central chillanejo, y quien precisamente encarará a sus pares que cometieron actos de indisciplina el sábado por la mañana en Paso Alejo, así como también Luis Flores.

Como equipo, Rojas agregó que trataron de dejar aquello fuera de la cancha a la hora del partido ante Magallanes, “pero no se dio, pues cometimos dos errores puntuales que nos dejaron sin ningún punto”.

Finalmente, Rojas descartó saber los nombres en cuestión al menos para los medios de comunicación apostados en la zona mixta del estadio municipal de San Bernardo, pero todo apunta que dentro de los aludidos estén José Torres, Ignacio Ibáñez y Elvis Acuña, quien habría sido visto la noche del viernes en la discoteca South Pacific.