Municipio certificó a 170 dirigentes capacitados en escuela de líderes

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz

Con una ceremonia en el Gran Hotel de Chillán culminó el proyecto municipal “Escuela de Líderes Comunales”, creado en el marco del Plan Comunal de Seguridad y que capacitó a 300 personas, entre ellas a todos los presidentes de juntas vecinales de la ciudad, otorgándoles herramientas para organizar a los vecinos ante la delincuencia, prevenir focos delictivos, discernir cuándo acudir al municipio, a la gobernación, a las policías o la fiscalía, entre otras materias.


El evento, encabezado por el alcalde Sergio Zarzar, tuvo como invitado al subsecretario de Prevención del Delito, Óscar Carrasco, dado que es a través de esta cartera, dependiente del Ministerio del Interior, que se obtuvieron los recursos que permitieron contratar a los profesionales y organizar los talleres de capacitaciones que se realizaron en diferentes escuelas municipales, para poder llegar a la mayor cantidad de juntas vecinales, y así conseguir la máxima representatividad y participación.


Fueron 170 los capacitados por la Oficina Municipal de Seguridad,  quienes llegaron a la ceremonia de certificación.


“En Chillán se está trabajando intensamente con el apoyo del Gobierno y la Subsecretaría de la Prevención del Delito en torno a la seguridad, y en ese sentido es fundamental tener alineados y capacitados a los dirigentes vecinales. Estamos muy contentos con la participación de ellos”, comentó el alcalde.


El jefe comunal, con el respaldo que le otorga el haber comprado alarmas para siete barrios, instalado una serie de luminarias y el haber aumentado el número de cámaras de televigilancia, apunta a que “lo que buscamos es que Chillán sea una ciudad lo más segura posible y no porque seamos una ciudad que tenga un problema delictual extremo, pero sí tenemos que actuar más que reaccionar”.


Dentro de las principales quejas y sugerencias que durante los talleres expresaron los vecinos, “lo que más había era una sensación de temor por algunos delitos, por los robos tanto en hogares como en la vía pública, pero esa sensación de temor se disminuye, creo yo, actuando como lo estamos haciendo”.


Respecto al trabajo que en esta línea ha encabezado la subsecretaría, las estadísticas demuestran que en 11 de las 15 regiones del país han bajado la tasa de delitos.


“Tenemos cuatro regiones, particularmente dos, que son las de Arica y Parinacota más la de Coquimbo que en ciertos delitos de mayor connotación presentan cifras al alza, pero son cifras positivas en términos generales. Además, en cuanto a los homicidios, tenemos tendencias a la baja que son históricas y tras Canadá somos el segundo país con mayor seguridad según lo que corresponde a delitos de homicidio a nivel mundial”, comentó el subsecretario, quien respecto a la situación de Ñuble destacó que en los delitos de mayor connotación hubo una baja del 7% entre el año 2015 y el 2016.