Pagarán expropiación para mejorar Paul Harris con Vicente Méndez

902 metros cuadrados tiene la faja que se debe expropiar, trámite que ha detenido un proyecto que cuenta con financiamiento desde hace más de cinco años

Hace unos días el alcalde Sergio Zarzar enumeraba las obras urbanas que han tenido atrasos en su ejecución en Chillán, planteando que de la experiencia se puede sacar como conclusión que no es conveniente ni recomendable casarse con fechas para los proyectos que se ejecutan en la urbe.


Entre las iniciativas que no nombró se encuentra una que fue planificada el año 2010, como es el mejoramiento del cruce de las avenidas Vicente Méndez con Paul Harris, el que incluso contaba con recursos del FNDR.


Tal intersección fue inicialmente aprobada junto con el mejoramiento de otras esquinas, como Collín-Pedro Aguirre Cerda, Collín-Argentina y Argentina-Ecuador, las cuales fueron entregadas a finales del año 2012, mejorando los flujos vehiculares en esos sectores.


En el caso de Paul Harris con Vicente Méndez, los trabajos no se pudieron ejecutar pues existía una expropiación pendiente. El terreno pertenecería a la Empresa de Ferrocarriles del Estado.


Tras años de análisis de títulos y gestiones ante la justicia, finalmente el Primer Juzgado Civil de Chillán resolvió para que la Municipalidad de Chillán proceda a la expropiación de una franja de terreno de 902 metros cuadrados ubicado en la referida esquina.


El tribunal informó que la municipalidad consigna el pago de $73.293.243 “por concepto de valor total de indemnización provisional de expropiación”, la que sería entregada a la Empresa de Ferrocarriles del Estado, que aparece como con aparente dominio. 


El tribunal determinó la publicación del pago con el fin  de “poner en conocimiento del expropiado, arrendatario y otros titulares de derechos la solicitud del expropiante para tomar posesión material del inmueble” con el fin de que reclamen eventuales beneficios.


Tras la decisión judicial el alcalde Sergio Zarzar se mostró satisfecho,  pues pueden retomar definitivamente el desarrollo de una obra que debería haber sido entregada hace ya cinco años.


La autoridad local planteó que con la expropiación confirmada la entidad edilicia estaría en condiciones de retomar una iniciativa que probablemente deba ser actualizada, dado el tiempo transcurrido desde que fuera planificada y diseñada.


Lo concreto es que al municipio le urge darle un mejor estándar a una intersección que concentra miles de vehículos en horas peak,  pues en un solo punto confluyen automovilistas que vienen desde los cuatro puntos cardinales.


Se trata de una intersección en la que desembocan automovilistas de las villas ubicadas hacia el camino a Coihueco y los que van a los colegios y centros de educación superior existentes en el sector de Quilamapu.

Plan Maestro
Además esas avenidas en el futuro deberán ser intervenidas,  cuando sean ejecutadas las obras de modernización integral de la Avenida Vicente Méndez, la que se encuentra integrada al Plan Maestro de Transportes de Chillán definido el año 2012.


Adicionalmente en el plan se busca mejorar el estándar de la Avenida Paul Harris, desde la carretera hasta el oriente de la Villa Barcelona.


Tales iniciativas, en todo caso, no serán ejecutadas en el corto plazo, sino que probablemente después del año 2020, una vez que concluyan los estudio de ingeniería que comenzaron hace un año.


El alcalde mencionó a LA DISCUSIÓN que espera que los trabajos que deben ser desarrollados en la  intersección se ejecuten los antes posible.