Suprema respalda a colegio por salida de alumnos

La Corte Suprema respaldó la decisión del Colegio Concepción Chillán, de aplicar la cancelación de matrícula a dos alumnos del establecimiento, quienes fueron acusados de microtráfico de marihuana dentro del recinto. 

En un fallo del 22 de febrero, la Tercera Sala del máximo tribunal del país, integrada por los ministros (as) Sergio Manuel Muñoz G., Rosa Del Carmen Egnem S., Carlos Ramón Aránguiz Z., Andrea María Muñoz S. y Carlos Cerda F. acordaron “confirmar la sentencia apelada de fecha doce de enero de dos mil diecisiete”, aludiendo al fallo de la Corte de Apelaciones de Chillán que rechazó el recurso de protección presentado por los apoderados de los alumnos afectados, contra la medida aplicada por el colegio. 

El tribunal de alzada chillanejo concedió la razón al establecimiento, afirmando que el “Colegio recurrido se ajustó en todo momento al procedimiento establecido en el Reglamento Interno de Convivencia Escolar, no advirtiéndose haberse vulnerado el derecho a un debido proceso ni haberse impedido o limitado el derecho de defensa de la alumna, habiéndose adoptado en definitiva la medida de cancelación de matrícula por el órgano establecido al efecto por el señalado Reglamento. Por consiguiente, no existe la ilegalidad que alega el recurrente”.

Al momento de la apelación, las familias de los dos estudiantes afectados, de 15 y 16 años, sustentaron el recurso en el hecho de que tanto la Superintendencia de Educación recomendó la reincorporación de los estudiantes y la Fiscalía decidió archivar provisionalmente el caso. 

No obstante, el tribunal consideró que “la circunstancia que el Ministerio Público haya adoptado el archivo provisional de los antecedentes, ello no puede ser tenido como concluyente para imputar al recurrido una actuación arbitraria o ilegal. La expulsión o cancelación de matrícula se funda en una infracción al Reglamento Interno del Colegio, y por su parte el Ministerio Público investiga la comisión de un delito. Son instancias totalmente independientes entre sí y que persiguen objetivos diversos”.

Conocido el fallo, el rector del Colegio Concepción, César Riquelme, se mostró satisfecho. “Es una señal positiva porque da tranquilidad a los apoderados y en especial a los alumnos pequeños a los cuales tenemos que cuidar, lo que aquí se está sancionando no es el consumo privado, sino el microtráfico dentro del colegio”, afirmó el rector.