Apoyo a forestales afectados para recuperación de madera

Conaf asesorará  a los productores afectados por el fuego para concursar por estos fondos.  

“Más Leña Seca” se llama el programa especial concursable del Gobierno, que busca apoyar la recuperación productiva y la comercialización de los bosques quemados.


Así lo anunció en su última visita a San Nicolás, el ministro de Agricultura (s) Claudio Ternicier. El programa contempla un monto de $3 millones “para poder retirar del bosque quemado aquella leña  que estando quemada es utilizable”, señaló Ternicier.


Se trata de un programa piloto dentro de la iniciativa que llevan desde el año 2013 el Ministerio de Energía y Medioambiente, al que se suma agricultura, para promover el uso de leña seca para evitar la contaminación ambiental.


 Este programa pondrá a  disposición de los afectados un fondo concursable no reembolsable de hasta $3.000.000 individuales para financiamiento de infraestructura y maquinaria que permita la extracción y procesamiento de madera muerta, además de conocimientos técnicos y prácticos adecuados para ello mediante capacitación. El fondo en total contempla más de $300 millones para las regiones de O’Higgins, Maule y Bío Bío.


“La idea es favorecer a 300 personas en esta primera etapa y habrá asistencia técnica y logística del Indap. Pudimos ver madera con la corteza quemada, pero que la madera adentro está perfecta”, afirmó.


El plan considera la realización de reforestación de estos productores. 


Aclaró que la recuperación también abarca un aspecto medioambiental, es decir “dos planos de recuperación productiva y restauración ecológica, para mantener equilibrios de ecosistemas. En especial del bosque nativo.  En todo caso el diseño de recuperación forestal para Chile estará a cargo de Consejo de Política Forestal”, el mismo que participó en el diseño de la política forestal chilena a 2035. 


En la presentación oficial de este concurso el ministro había señalado que “desde agricultura vamos a apoyar técnicamente esta iniciativa a través de la Conaf. Esto significa acompañar técnicamente a los productores y a los comercializadores de leña con el fin de poder hacer un plan simplificado de manejo, de manera de hacer más fácil la recolección y preparación de esta madera quemada del bosque producto de los incendios. Ya estamos trabajando en eso y paralelamente estamos preparándonos para la reforestación de estos productores y para el diseño de los planes respectivos que tienen que ser presentados en el concurso de manera adecuada”.


Agregó que así como se está trabajando con los forestales, también se continuará con el apoyo que está entregando el Servicio Agrícola y Ganadero para la sanidad animal: “Es muy importante. Cuando hay crisis ambientales como esta que hemos vivido,  sufren primero las personas y también es muy sensible para los animales, que como lo hemos señalado es la caja chica de muchos agricultores. Eso es importante en esta región ganadera. Por lo tanto para preservar que estos animales sobrevivan, es importante la alimentación, pero  con lo que hacemos en lo sanitario como la desparazitación y el aporte de nutrientes o protegerlos de enfermedades como vacunaciones, lo que hacemos es dejar el animal en mejores condiciones para enfrentar mejor un período de escasez de alimentos”.