7 puentes dañados por incendios forestales en Ñuble serán reparados

Según los últimos antecedentes entregados por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), aproximadamente 27 mil hectáreas de cultivos agrícolas y forestales, bosques nativos y pastizales, fueron las arrasadas por los incendios que afectaron a Ñuble desde mediados de enero pasado y que se prolongaron por casi tres semanas.

El fuego también destruyó al menos 70 viviendas en las comunas de Coelemu, San Nicolás, Quirihue, Quillón, San Ignacio y Portezuelo, de acuerdo a los catastros en terreno realizados por el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) Ñuble.

Al impacto económico generado por los incendios, que se traducen en la pérdida de propiedades inmuebles e inversiones realizadas en vastos terrenos cosechables, se le suma también el perjuicio en la interconexión vial que sufrió la zona.

Un total de siete puentes de madera resultaron dañados en Quirihue y Portezuelo en donde, según los cálculos de la Dirección Regional de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas (MOP), las estructuras suman casi 102 metros lineales.

En Quirihue, los viaductos que quedaron inutilizables a causa de las llamas son El Pajonal, Malli, Boldo y Pellín, mientras que en Portezuelo los puentes Quitento, Quitento II y San Luis corrieron igual suerte.

Trabajos
El alcalde de Quirihue, Richard Irribarra, explicó que, con la finalidad de mantener la conexión vial de la comuna, se tuvo que improvisar caminos por los mismos canales de los arroyos, gracias a que en esta época del año éstos no conducen agua.

“Se habilitaron accesos para los vehículos por un costado de los puentes mientras se espera la reparación (...) De esta manera, la gente no queda incomunicada”, señaló.

Irribarra aclaró que tres de los cuatro puentes afectados por el incendio son de base metálica, de modo que confía en que su restauración sea lo más pronto posible.

El alcalde opinó que, excepto  Pellín, en donde se estima que se instalarán cajones de concreto para reparar el acceso, ya que se quemó toda su estructura de madera, en el resto los trabajos implicarán el cambio y reposición de tablones.

“El de El Pajonal se ha habilitado con tablones provisorios, pero el proyecto de reparación podría incluir una capa de concreto; el Malli y el Boldo se tienen que reemplazar los tablones que están quemados”, sostuvo.

La máxima autoridad quirihuana destacó que la semana pasada recorrió los puentes de su comuna junto al director regional de Vialidad, Carlos Sepúlveda, y al inspector que está a cargo de la zona, oportunidad que sirvió para evaluar la situación de su sector.

“Ya se está empezando a trabajar y sé que cumplirán lo antes posible, yo creo que va a ser rápido para que en el mes de marzo esté todo solucionado”, indicó.
conectividad

Si bien en Portezuelo el fuego dañó tres viaductos, actualmente el Quitento ya fue reparado, según señaló el alcalde René Schuffeneger.

Al igual que en el caso de Quirihue, los vehículos que quieren cruzar el Quitento II y el San Luis deben hacerlo por un camino especialmente construido con maquinaria pesada en el lecho de los riachuelos para que la gente circule sin problemas.

“El San Luis será intervenido por la gente de Vialidad aproximadamente durante la semana. En el caso del Quitento II tengo mis dudas si será un proyecto que ellos asumirán, porque no forman de un camino enrrolado (no tiene tuición del MOP); si no fuera así, tendríamos que verlo nosotros como municipalidad”, detalló el jefe comunal.

No obstante, Schuffeneger opinó que, dado el estado de emergencia vivido, el organismo estatal debería hacerse cargo del puente Quitento II.