Bombero de Ñiquén fue sometido ayer a nueva intervención quirúrgica

A una semana del fatal accidente de tránsito que cobró la vida de Juan Eduardo Bizama, voluntario de Bomberos de Ñiquén, su compañero Felipe Esteban Romero, quien resultó con graves lesiones, fue sometido a una nueva cirugía.

El procedimiento fue realizado la tarde de este jueves en el Hospital Herminda Martin de Chillán, establecimiento donde Romero se encuentra internado desde el pasado 26 de enero.

Así lo informó el alcalde de Ñiquén, Manuel Pino, quien ha estado acompañando a la familia en el centro asistencial. La máxima autoridad comunal señaló que se trataría de la séptima intervención a la que es sometido el voluntario, la que se extendió por cerca de cuatro horas.

“Ayer estuvimos esperando la otra intervención que se le tenía que hacer a la cervical y gracias a Dios la operación salió exitosa. La idea era ver que no hubiera daño medular, que hasta el momento no habría. Estuvo con la mamá, con la familia y los bomberos toda la tarde esperando que saliera. Entró a pabellón como a las 14.00 horas y salió como a las 18.00 horas”, detalló.

El alcalde agregó que ahora se encuentran a la espera de que “se estabilice para seguir trabajando según lo que nos señalaban los médicos, para que se empiece a estabilizar por las de él también.

“Él había estado sedado estos siete días para hacerle esta operación de la cervical, ya que en la columna era básicamente donde tenía el problema, entonces se había mantenido cuidado para que no se moviera porque si no había compromiso medular, el hecho de moverse y tener alguna vertebra comprometida podía generar un daño medular”, añadió.

En relación al tercer hombre que se trasladaba en el camión cisterna al momento del accidente, Pino señaló que ya fue dado de alta, que se encuentra fuera de peligro y que está recibiendo tratamiento post traumático.

Cabe señalar que el accidente se produjo el pasado jueves 26 de enero en el sector Flor de Quihua, a la altura del kilómetro 26 de la ruta que une San Carlos con San Fabián de Alico, cuando se dirigían hacia San Fabián en apoyo para combatir un incendio, momento en que el camión cisterna en el que se transportaban se estrelló contra un árbol.