Incendios evidencia dificultad para acceder al agua en los campos

Las emergencias ocurridas durante los últimos días en sectores rurales de Ñuble, debido a incendios forestales, dejaron en evidencia un serio problema que se presenta en la zona cuando bomberos debe concurrir a controlar las llamas. 

Los voluntarios se enfrentan a la inexistencia de un sistema que permita surtir de agua a equipos de emergencia, esto porque el diseño de los proyectos de Agua Potable Rural (APR) no exige conexiones para carros de Bomberos ni para camiones aljibes, en zonas donde justamente escasea el recurso para apagar incendios. 

Lo anterior generó que consejeros regionales decidieran solicitar que los proyectos que se postulen de ahora en adelante a APR incluyan estos sistemas, como los grifos en las zonas urbanas. “Estamos planteándole al Ejecutivo que los proyectos de agua potable rural que nos presenten vengan con algo que hasta ahora no viene. Es increíble que en más de 50 años desarrollando proyectos de agua potable rural, se haya obviado una conexión que es esencial. A estos sectores llega bomberos solo con la carga de sus carros y deben recorren kilómetros para reabastecerse. No es hora de buscar culpables, pero sí de encontrar una solución”, manifestó el consejero regional Juan Díaz (UDI), quien representa a Ñuble. 

Esta solicitud es apoyada por el consejero Javier Ávila (RN), quien comparte la idea de que se exija un cambio en el diseño de los APR. “Producto de la condicionante de los incendios, nos damos cuenta de la necesidad de que estas instalaciones tengan incorporadas las salidas, ya sea para camiones aljibes o carga de carros de Bomberos, para permitir una mayor agilidad en caso de emergencia”, precisó el consejero.