Essbio tendrá medidas especiales para afectados por incendios

Considerando las necesidades de mayor consumo de agua potable en las comunas afectadas por los incendios forestales, Essbio ha implementado un plan especial que incluye no cortar el suministro por deuda y no cobrar tarifa de sobreconsumo.

Además, los clientes de las comunas afectadas podrán acceder a convenios flexibles para el pago de sus consumos y descuento de intereses. Este plan tendrá una duración de 30 días.

El gerente regional de Essbio, Peter Schmohl, indicó que “las familias afectadas por los incendios tendrán que utilizar mucha agua para retomar su normalidad y creemos que estas medidas son necesarias”.

Respecto de la situación del suministro en la región, el ejecutivo indicó que “hemos puesto el mayor esfuerzo en mantener estable el suministro de agua potable y tenemos a la gran mayoría de la población sin problemas. Sin embargo, tenemos puntos con bajas presiones o inestabilidad en aquellas zonas más vulnerables y estamos trabajando por solucionarlos.

Las comunas y localidades que tendrán un trato especial por parte de Essbio son:

Región del Biobío:

- Florida

- Tomé

- Dichato

- Rafael

- Penco

- Lirquén

- Coelemu

- Hualqui

Además, la empresa informó que 

Gran parte de los sistemas de producción y distribución  de agua potable, así como recolección y tratamiento de aguas servidas operan con total normalidad en la mayoría de las comunas urbanas de la región del Biobío.

Sólo está sin servicio el sector Renacer, en la comuna de Penco, donde el alto consumo de agua ha impedido normalizar el suministro.  

Cabe señalar que la infraestructura productiva y de incendios de Essbio está dimensionada para las áreas urbanas de la región, no obstante, dada la magnitud de los incendios forestales aledaños a zonas urbanas como Florida, Penco, Tomé entre otras, la empresa ha dado todas las facilidades para la extracción de agua desde plantas, grifos, así como proveyendo camiones aljibes a bomberos.

Durante los siniestros las plantas de Quirihue, Florida, Penco y Hualqui se han visto a pocos metros de ser alcanzadas por las llamas, emergencias que alteran la capacidad de producción, sin embargo se ha mantenido el servicio, con inestabilidad en algunos sectores, pero ya normalizado en casi la totalidad de la Región del Biobío.