“Supertanker” atacó en San Nicolás: se han quemado 2.100 hectáreas

Temprano se conoció la noticia. El avión Boeing 747-400 “Supertanker” tenía previsto hacer el primer vuelo del día de ayer a la Provincia de Ñuble, para atacar el gigantesco incendio que afecta a la comuna de San Nicolás, que debido a su avance, amenazaba con extenderse a la comuna de San Carlos.


Hasta el viernes tres focos de incendio habían sido controlados en la comuna, donde se habían quemado ocho casas hasta ese día, no obstante seguía activo el foco que afectaba al sector La Maravilla, con proyección de propagación hacia San Carlos. 


La dificultad en la zona la asumía el jefe provincial de Conaf, Francisco Castillo. “Es muy difícil su control, esperamos tener algún grado de suerte, porque al menos en una parte topó con vegas y sembrados agrícolas, donde ha tenido autocontrol por esos flancos, y estaría acortando su frente de avance”, explicó pocas horas antes de la llegada del avión cisterna más grande del mundo.


Finalmente la aeronave norteamericana llegó a las 10.30 horas la San Nicolás, y tras efectuar un sobrevuelo lanzó parte de su carga en una zona cercana a un bosque de pinos. 


El ministro de Obras Públicas, que dirige la coordinación del Gobierno en la Región del Bío Bío, Alberto Undurraga, calificó como exitosa la operación del “Supertanker” en la comuna de Ñuble. Tras concretar la misión en Ñuble, el avión se dirigió a Santiago para luego viajar a  Tomeco, en la Provincia de Bío Bío, donde realizó su segunda descarga, ya que en ese lugar las llamas habían  destruido a lo menos seis viviendas. 


Ya eran las 14.30 horas y el avión regresó hasta Santiago para cargar sus estanques con agua y concretar su tercer viaje de la jornada. El destino fue Vilumanque, en Concepción, en donde realizó dos descargas exitosas.

Crisis en San Nicolás

El incendio más complejo que ha afectado a la Provincia de Ñuble es justamente el que atacó el “Supertanker”, San Nicolás, donde según datos oficiales entregados por Conaf a LA DISCUSIÓN, se han quemado 2.100 hectáreas, y que hasta el cierre de esta edición seguía en combate.


Pese a la cifra entregada por Conaf, el cálculo de las autoridades comunales fue otro: una cuarta parte de las 50 mil hectáreas que pertenecen a la comuna habrían sido arrasadas por el fuego, es decir 10 mil hectáreas de bosque y plantaciones forestales, según información estimativa entregada por el alcalde Víctor Toro.


El jefe comunal comentó: “La situación es crítica, ya que las llamas han avanzado por varios sectores como Pintú, Bellavista, Los Montes, Vidico, Totoral, Piedra Lisa, La Maravilla, Chica Lindo, Puyaral sur, Dadinco, San José, entre otros. La preocupación de los equipos de emergencia se concentra ahora en el norte de la comuna, específicamente, entre  los sectores de Chica Lindo y Changaral con dirección a San Carlos, zona donde el ‘Supertanker’ descargó los 70 mil litros de agua para control del fuego junto a Bomberos, Conaf y brigadas particulares”. 


Respecto a la operación del avión cisterna que transporta 70 mil litros de agua, comentó que el “Supertanker” fue un apoyo importante para detener el fuego. Mantenemos la esperanza de que sea controlado, ya que está muy agresivo, pero la acción del avión permitió amainarlo un poco”.


En la comuna, según el último informe consolidado de la Gobernación de Ñuble, ocho viviendas han sido destruidas, hay galpones y refugios peatonales quemados, dos sedes de juntas de vecinos arrasadas: Montes y El Totoral, y quedó quemado el Puente Caripoco Sur. Además hay 70 personas albergadas en el Liceo Polivalente.


Este incendio traspasó la comuna, y ayer ya afectaba áreas de San Carlos. La Gobernación de Ñuble precisó que había arribado al sector Torrecillas, límite con la comuna, en un incendio con peligro de propagación a viviendas. Hubo una evacuación preventiva de aproximadamente nueve familias.
Trabajaron bomberos de San Nicolás y otras comunas de la provincia, más una delegación de 52 bomberos de la Región de Atacama.

En Portezuelo se inició nuevo foco
Mientras toda la atención estaba puesta en la labor del “Supertanker” en San Nicolás, a pocos kilómetros de ahí, en la comuna de Portezuelo, un nuevo foco se iniciaba, aumentando la cantidad de incendios activos atacados ayer en la Provincia de Ñuble.


El incendio comenzó a las 10.30 horas en el sector La Quebrada. El combate de las llamas era complejo por las características del lugar, y estas avanzaron hacia un bosque de gran extensión, específicamente hasta el sector de Llahuén alto. 


Dos aviones cisterna y un helicóptero de Conaf,  además de dos brigadas aéreas de Forestal Arauco trabajaron en el lugar junto bomberos de la comuna,

Ñipas y Puerto Montt. 
La gran concentración de humo complicó la acción de los equipos de emergencia, y se descartó la operación del “Supertanker”, que estaba en la zona, debido a  la escasa visibilidad. “En este momento hemos evacuado a una sola familia que vivía cerca de bosque y en Quitenco también están trasladando a un paciente postrado por las complicaciones del humo. Está complicado esto, porque todo el apoyo aéreo que se está dando no puede ser efectivo, porque hay muy poca visibilidad, por lo tanto, cuando llega un avión lo envían a otro lado, porque aquí no puede hacer nada, hay mucho humo. Incluso la llegada del ‘Supertanker’ que fue anunciada va ser muy difícil”, comentó en medio del incendio el alcalde de Portezuelo, René Schuffeneger, a LaDiscusión.cl.

Al cierre de esta edición Conaf informó que ese incendio había consumido 50 hectáreas.

San Fabián implora aviones para el cerro Alico
Otro incendio que concentró la atención en la Provincia de Ñuble fue el del cerro Alico, en la comuna de San Fabián, donde a través de redes sociales vecinos han reclamado con molestia la ausencia de apoyo aéreo para bajar el nivel de las llamas que hasta ayer habían consumido 108 hectáreas.


Se trata de un caso atípico respecto de los incendios que afectan a Ñuble y el país, ya que lo que se está quemando es bosque nativo, en vez de pastizales y pino y eucaliptus, la tónica de los otros siniestros.  Y si bien el pueblo de San Fabián no estaría en riesgo luego de que se hiciera un cortafuegos en la base del cerro para protegerlo, existe una sensibilidad especial por aquella emergencia, por tratarse de una zona que está dentro de la Reserva de la Biósfera.

A través de redes sociales, una vez que los habitantes supieron que el “Supertanker” se dirigía a San Nicolás, muchos pidieron que el avión se desviará a la comuna para lanzar su descarga, lo que no ocurrió. 


La preocupación de concentró en la zona alta del cerro, que presenta en su mayoría bosque nativo, donde bomberos de San Carlos, Cachapoal, Ñiquén, Brigadas de Conaf y dos Brifes del Ejército seguían ayer trabajando a pesar de las dificultades que impone la geografía de la zona. 


Según información entregada por Conaf a LaDiscusión.cl,  hasta el cierre de esta edición 108 hectáreas se encuentran quemadas, cifra que podría aumentar en el transcurso de las horas, ya que la gran concentración de humo ha impedido evaluar con exactitud la superficie afectada. 


Desde la Municipalidad de San Fabián han insistido con la solicitud de apoyo aéreo a la Gobernación de Ñuble, por las complicaciones que existen para atacar el fuego en terreno, pero no aparece dentro de las prioridades actuales su control por tratarse de bosque nativo, lo que implica un lento avance del fuego.


Pese a ese argumento, el alcalde Claudio Almuna advirtió a las autoridades sobre el factor de riesgo del viento puelche, frecuente en la zona,  y que por su intensidad puede producir una rotación del fuego hacia las zonas pobladas.

Siete casas quemadas en Coelemu
El miércoles 25 de enero se inició un incendio en la comuna de Tomé, la que limita al sur con Coelemu. A las pocas horas ingresaron las llamas a la comuna, afectando diversos sectores rurales. 


Los daños registrados son siete viviendas consumidas por el fuego, en los sectores de El Naranjo (1), Pinihue (3), Las Raíces (3), además de 2 bodegas y más de 5 mil hectáreas de bosques.


De acuerdo al informe de la Gobernación de Ñuble, hay 120 personas albergadas en Liceo de Internado y se requieren de 60 raciones alimenticias para entregar a voluntarios y bomberos que vienen desde Puerto Montt.


Hasta el cierre de esta edición el incendio presentaba focos activos en los sectores de San Antonio y Camarico, donde trabajan brigadas forestales y bomberos de Coelemu, apoyados por voluntarios de Puerto Montt, Gorbea, Fresia y Pucón. 


Néstor Vargas, comandante del Cuerpo de Bomberos de Coelemu, comentó que el incendio “se encuentra controlado y constantemente monitoreado, ya que existen rebrotes con peligro de viviendas”. 


Alejandro Pedreros, alcalde de Coelemu, indicó que “todo el personal municipal se encuentra desplegado realizando un catastro para cuantificar los daños y en conjunto con Obras Públicas y Conaf se realizan cortafuegos preventivos a las afueras del radio urbano de la