Cruz de la Catedral se iluminó poco antes de medianoche

Alerta de Memoria fue la actividad final que durante la noche del pasado martes organizó la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán para conmemorar los 78 años del terremoto de 1939.

A las 23.32 horas del 24 de enero más de 500 personas se reunieron alrededor de la Cruz Monumental de Chillán para escuchar el sonido de las campanas y así recordar a las víctimas del terremoto de 1939, pero también para agradecer a quienes se encargaron de la reconstrucción de la ciudad. Con ello culminaron las actividades de conmemoración del sismo, que marcó un antes y un después en la historia de la comuna.

“Estamos muy contentos con la gran participación de los vecinos de Chillán, lo que demuestra que la gente está interesada y preocupada por el resguardo de su identidad”, enfatizó el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar Andonie.

“Hemos conmemorado nuestra identidad sísmica en otras ciudades del país, pero sin duda, las actividades de Chillán se han consolidado como un ritual urbano y una herramienta efectiva de aproximación a nuestros monumentos nacionales, que en el caso de esta ciudad son tres los que se relacionan con el terremoto de 1939”, explicó la secretaria técnica del Consejo de Monumentos Nacionales, Ana Paz Cárdenas.

Las actividades organizadas por la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad (UPA) junto al Centro Cultural Alfonso Lagos de la Universidad de Concepción (Cecal UdeC), el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) y la Fundación Proyecta Memoria, resultaron un éxito. “Estamos contentos por la respuesta de la gente y ya estamos pensando en las actividades para los próximos años y sobre todo para cuando se cumplan 80 años del terremoto que cambió la historia de la ciudad, es por eso que invitamos a la comunidad a que se siga comunicando con nosotros para registrar sus relatos sobre aquel 24 de enero”, enfatizó Pamela Conejeros, de UPA.

Edificios teñidos de rojo
Durante esa noche los principales hitos urbanos asociados el terremoto de hace 78 años fueron visitados por los chillanejos. El antiguo Teatro Municipal (hoy Casa del Deporte), la vertiente de Santa Elvira, el Cementerio Municipal y la Cruz Monumental se tiñeron de luz roja, mientras se escuchaban los relatos de sobrevivientes de la tragedia que contaban detalles de lo ocurrido, pero también de cómo  vivieron el proceso de reconstrucción.

“Yo tenía seis años y no sé cómo me salvé. Hoy estamos aquí recordando el terremoto y estoy muy emocionada y contenta de ver tanta juventud. Hoy Chillán está lindo, es un orgullo”, compartió Emperatriz Barra de 84 años.

Al final del recorrido los asistentes se reunieron con quienes esperaban en la Plaza de Armas el toque del carrillón de la Catedral de Chillán a la hora exacta del terremoto.