Close
Radio Radio Radio Radio

64% de empresas locales reconoce impacto de la crisis en la producción

De acuerdo a los resultados preliminares del estudio “Pandemia y teletrabajo en Ñuble”, desarrollado por los profesionales de la Escuela de Administración y Negocios (EAN) de la Universidad de Concepción Campus Chillán, en términos generales, el impacto de la crisis en las empresas ha sido entre moderado (28,6%) a significativo (41,1%), donde varias funciones se han visto alteradas y se ha dificultado la adaptación a las nuevas circunstancias.

Según los académicos a cargo del estudio, Macarena Dávila, Claudia Troncoso y Marcelo Oliva, el teletrabajo es un cambio de paradigma tanto para las personas como para las empresas, y lo que ha hecho la pandemia es acelerar este proceso de cambio. “En otros países, el teletrabajo ya estaba regulado, pero en Chile tuvo que reactivarse el trámite de una ley que estaba en el Congreso desde el 2018 y en tiempo récord ya está en aplicación (ley 21.220)”, señalaron.

“El objetivo era poder establecer los efectos de la pandemia y el teletrabajo en algunos aspectos de la gestión en las organizaciones en Ñuble, por ejemplo, a la producción, la prestación de servicios, la logística, la forma de relacionarse con sus clientes y proveedores, así como en la administración”, expresó Dávila.

Para llevar adelante el estudio, se levantó información durante junio, encuestando a 56 organizaciones -principalmente medianas y grandes- que operan en Ñuble, y se recogieron opiniones en un conversatorio con 15 empresas de la región, donde el 66% señaló que la mayoría de los colaboradores está realizando su trabajo a distancia.

Se les consultó a las jefaturas y gerentes por una serie de actividades que son parte de la gestión de una organización, y si éstas se habían visto afectadas por la pandemia y el trabajo a distancia.

Un 64,3% apuntó al nivel de producción y prestación de servicios, el 61% también mencionó la distribución, un 60% señaló la comunicación con los agentes externos (muchos proveedores han tenido dificultades para adaptarse) y un 57% reconoció un efecto negativo en las ventas.

Sin embargo, lo que más ha afectado al desempeño del trabajo en pandemia ha sido el bienestar emocional de los trabajadores, sostuvo un 83,6%.

Dávila afirmó que “ellos sienten que los trabajadores se desmotivaron mucho, con bastante incertidumbre y temor, y eso está asociado a que los directivos se dieron cuenta que el teletrabajo reveló que faltan muchas habilidades de liderazgo para contención emocional de trabajadores, y para

ejercer un liderazgo efectivo; lo que es muy interesante, ya advirtieron sus limitaciones para liderar a distancia, algo que es cultural, porque el modelo chileno es muy apatronado, con el jefe muy presente. Esto le ha cambiado el paradigma a los trabajadores, pero sobre todo, a las jefaturas, que no pueden supervisar como antes, porque ahora, a la distancia, tienen que confiar más en el colaborador”.

Trabajo a distancia

Frente a la pregunta abierta respecto a los principales problemas asociados a la implementación del teletrabajo, los más mencionados se relacionan con la tecnología y su uso. En efecto, Oliva sentenció que esta pandemia ha hecho evidentes las carencias en materia de gestión y manejo de tecnologías de la información y las limitaciones en conectividad y la falta de conocimientos de estas herramientas por parte de los trabajadores.

Pero no todo es negativo, ya que respecto a cómo ha impactado el trabajo de los colaboradores según los directivos, llama la atención que el 86,8% señale que no ha sido afectado, así como también que el 73,6% asegure que pocos o ninguno de los colaboradores hayan visto reducida su remuneración.

Dentro de los principales aspectos positivos que señalan los directivos, está el mejoramiento de la comunicación de los equipos de trabajo y colaboración, constatando que en circunstancias adversas, se evidencia la necesidad de coordinación y compromiso. También es visto como una oportunidad por las jefaturas, el aprendizaje obligado en el uso de la tecnología.

Menos nombradas, pero consideradas también por algunas empresas, está la posibilidad de reducir costos por el menor uso de instalaciones, mejorar la gestión y la eficiencia producto de la flexibilidad horaria.

“La pandemia y como consecuencia de ésta, el teletrabajo, nos ha puesto frente a un desafío social y tecnológico; las organizaciones han tenido que acelerar varios procesos que en algunos casos habían comenzado lentamente. Las empresas que tenían instauradas ciertas formas y prácticas de gestión,

como la administración por objetivos, equipos de trabajo autogestionados, comunicación y reuniones efectivas y por videoconferencia, gestión del tiempo, entre otras, se les ha hecho más fácil enfrentar el cambio. Pero también depende de la industria y el tipo de negocio”, analizó Oliva.

En esa línea, el académico comentó que “algunos son bastante optimistas respecto a que estas nuevas prácticas van a significar mejoras en la gestión en el mediano plazo. Pero el desafío ha sido el manejo del aspecto emocional de los trabajadores y cómo apoyarlos en el proceso de adaptación. En este sentido, las empresas y equipos que ya habían invertido en las personas y, por lo tanto, tenían buena comunicación y confianza, han sido retribuidas con un mayor compromiso de los colaboradores frente a la crisis”.

Foto: Great Place to Work Chile

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/