Close

50 denuncias recibió la Superintendencia por exigencias de útiles, uniformes y textos

El inicio del año escolar 2020 se acerca, y como tal, los padres se preparan para adquirir los productos con los que sus hijos van a enfrentar la vuelta a clases. El uniforme, los útiles y los textos escolares son los elementos más buscados por los apoderados; no obstante, las denuncias sobre la imposición de determinadas marcas por parte de los establecimientos hacia los padres colocan en alerta a las autoridades.

Pese a la preocupación, las denuncias disminuyeron en un 65 por ciento durante los últimos cinco años. Mientras que en 2019, se registró una baja de 55 por ciento en relación al año anterior. En términos de números, la Superintendencia de Educación recibió el año pasado 50 denuncias por exigencia de útiles, uniformes y textos escolares, lo que representa una notoria baja respecto al año 2018, donde se recibieron 111.

Información que corrobora el seremi de Educación, Daniel San Martín, quien rescató la rebaja en el número de denuncias. “Tenemos un 65 por ciento menos de denuncias por aquellos establecimientos que solicitan determinados uniformes y útiles escolares, ya sean de diversas marcas o textos escolares específicos, lo que ha reducido bastante los números de 2019 en comparación con 2018”, señaló.

“Existe conciencia por parte de los apoderados, que saben la existencia de una circular de la Superitendencia de Educación, que plantea y regula el uso de estos implementos. Reconocen que existen derechos y los pueden hacer valer ante cualquier irregularidad”, comentó el jefe de la cartera de Educación sobre el hecho de que los apoderados estén informados acerca de sus derechos como consumidores.

“Hasta ahora no hemos recibido ninguna denuncia por algún problema que pudiera suscitar los uniformes, los textos o los útiles escolares, lo que también nos tiene tranquilos. Sabemos que marzo es un mes complicado, por eso que en enero y febrero, muchos padres buscan proveer de todos los elementos necesarios para que su hijo inicie su año escolar de la mejor forma posible”, recalcó la autoridad mencionando que no han recibido denuncias por el momento.

¿Qué hacer si se exige una marca?

El superintendente (s) de Educación, Javier Loncon, recalcó que los padres deben estar al tanto de esta determinación y detalló el procedimiento a seguir en caso de que esta no se respete. “Los apoderados tienen que saber que los establecimientos educacionales no podrán realizar indicaciones específicas respecto de marcas o lugares determinados para la compra de estos útiles escolares. Si eso ocurriese, la Superintendencia de Educación puede iniciar, previa denuncia efectuada por el ciudadano que ha sido vulnerado en sus derechos, una tramitación de un proceso administrativo”, aclaró.

“Cuando se logra acreditar la infracción a la normativa, las entidades sostenedoras arriesgan sanciones, algunas de carácter pecuniario. La tabla infraccional establece sanciones que pueden partir desde 1 a 50 UTM, que equivale a alrededor de 2 millones y medio de infracción en este tipo de sanciones”, ahondó Loncon en el detalle de las multas a los establecimientos que no cumplan con la normativa vigente.

El superintendente ratificó esta información con situaciones ocurridas en dos colegios de Chillán, donde tras presentarse irregularidades en la lista escolar, se procedió a sancionar a los establecimientos. “En 2019 se efectuaron dos denuncias, una relativa a la imposición de textos escolares y otra referente a la exigencia de útiles o marcas. Ambos establecimientos de Chillán, fueron denunciados y las demandas fueron acogidas, los que terminaron con sanciones a las entidades sostenedoras”, clarificó.

Como dato adicional, el seremi de Educación, Daniel San Martín, habló acerca de la entrega de los textos escolares en los colegios de la zona, señalando que serán de gran utilidad para alumnos y docentes.

“El Mineduc está en proceso de entrega de los textos escolares a todos los establecimientos de la región, para usarse a contar de marzo. Es una herramienta importante para que puedan producirse los aprendizajes y mejorar la calidad de la educación. Es importante que estos libros sean bien utilizados, son textos de mucha calidad y que van a permitir un mejor trabajo dentro de la sala de clases”, cerró.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top