Close

13 días en huelga de hambre cumple reo en cárcel de Chillán

Gustavo Antonio Pardo Vásquez, quien cumple condena por el delito de robo con intimidación en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Chillán, tiene hoy 13 días en huelga de hambre.

Con la protesta busca revertir la sentencia de cinco años de presidio que debe cumplir Vania Belén Saldaña Morales (21), quien asegura no fue la persona que participó junto con él en la comisión del delito ocurrido el 30 de octubre de 2018.

“Estoy en huelga porque fui condenado a 10 años y mi compañera quedó condenada a 5 años y ella no cometió el delito. Como prueba se mostraron los registros de las cámaras e igual fue condenada, por eso esta huelga es contra el tribunal, llevo 13 días en huelga seca y no he tenido respuesta”, dijo a La Discusión Pardo Vásquez.

Señala que durante el juicio declaró que Belén Saldaña no participó en el robo. “Ella no es con quien yo andaba y eso sale en las cámaras y cómo los jueces no se dan cuenta”, reiteró.

Por otra parte, Cristian Montesinos, presidente de la Asociación de Gendarmes de Ñuble, confirmó que el condenado se mantiene en buenas condiciones de salud. “Está siendo constantemente monitoreado por Gendarmería, solo podemos intervenir si el condenado está en riesgo vital y trasladarlo al servicio de urgencias”.

Recuerda que no es la primera huelga que se realizada motivada por inconformidad en la sentencia. “La práctica ha demostrado que la huelga no es una medida de presión para cambiar una sentencia ejecutoriada. Hemos tenido casos de internos que  se han cortado un dedo, se han atravesado clavos en la boca y la justicia ha mantenido firme la sentencia ejecutoriadasin modificaciones”, dijo Montesinos.

Robo en centro de Chillán

El pasado 21 de septiembre el Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de Chillán dictó la sentencia para ambos acusados por el robo de prendas de ropa en un céntrico local de la ciudad.

“El día 30 de octubre de 2018, aproximadamente a las 17:30 horas, los imputados Gustavo Pardo Vásquez y Vania Saldaña Morales, previamente concertados  concurrieron hasta la tienda, con el objetivo de sustraer especies, mientras sustraían y se apropiaban de las especies Pardo Vásquez intimidó a la empleada del local con amenazas hacerle un mal a ella o familiares cercanos, logrando mediante esta intimidación su cometido los imputados, impidiendo con ello una reacción de la víctima y permitiendo el escape del lugar con prendas de ropa por un valor aproximado de $150.000“, detalla el TOP.

Asimismo, señala que tras el robo la mujer intentó intentó distorsionar sus vestimentas, se cambió la parte superior y mantuvo sus pantalones y su calzado. Además del reconocimiento de la víctima y las fotografías expuestas dieron cuenta que mantuvo las vestimentas inferiores.

“Durante a investigación y para falsamente atribuirle responsabilidad a otra mujer y que obstruye a la investigación y ese intento fracasó y se comprobó que es autora de otro robo con intimidación”.

Por otra parte, la defensa de los acusados introdujo un recurso de nulidad, sin embargo, la Corte no dio lugar a dicha solicitud.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top